Qué es un menú hipocalórico y cómo introducirlo en tu restaurante

Un menú hipocalórico es aquel en el que tomamos un número de calorías inferior a las que nuestro cuerpo necesita, con el objetivo quemar las reservas de grasa. Nuestro organismo es muy sabio, y cuando no le suministramos la energía que necesita por medio de la alimentación, empieza a quemar la grasa que nos sobra. En cualquier caso, es importante que el peso que se pierda sea de masa subcutánea y no de masa muscular, siendo para ello fundamental que la dieta que sigamos nos suministre las cantidades apropiadas de nutrientes, vitaminas y otros elementos.

New Call-to-action

¿Demandan los clientes menús bajos en calorías cuando van a un restaurante?

Lo cierto es que cada vez más personas hacen dieta, ya sea por motivos estéticos o de salud, y cuando comen en un restaurante, sobre todo si lo hacen habitualmente, muchos intentan continuar con los patrones de alimentación que siguen en sus casas y, de esta forma, no recuperar esos kilos que con tanto esfuerzo están perdiendo.

Por lo tanto, incluir un menú hipocalórico en la dieta de un restaurante puede ser una buena opción para atraer a este tipo de personas preocupadas por su dieta. 

 

Características de un menú hipocalórico

Equilibrado y nutritivo

El valor nutricional de un menú es el factor fundamental y esto puede conseguirse aunque el número de calorías sea más bajo del habitual. Por lo tanto, en todos los casos nuestro menú debe ser equilibrado y variado, y nunca pueden faltar las cantidades adecuadas de: proteínas, carbohidrados, lípidos o grasas, vitaminas y minerales.

Para asegurarnos de que nuestro menú incluye las categorías de alimentos anteriormente citadas y que, por lo tanto, estamos logrando el equilibrio entre los distintos macronutrientes y micronutrientes necesarios para el organismo, podemos utilizar las recomendaciones de la pirámide de la alimentación a la hora de elaborar nuestros menús y calcular las raciones adecuadas.

MEN - menu hipocalorico

Sabroso y con una atractiva presentación 

No podemos perder de vista que cualquier persona que acude a un restaurante quiere comer platos sabrosos y un poco distintos a los que come en casa, y eso incluye también a los que piden un menú hipocalórico. Por este motivo, es importante que a la hora de planificar y preparar este tipo de menús sigamos tres reglas básicas:

  1. Utilizar métodos de cocción que sean agradables al paladar al mismo tiempo que saludables, primando la cocina al vapor, a la plancha o al horno y evitando los fritos.
  2. Cuidar la presentación: disposición agradable de los distintos elementos que configuran los platos, uso de una vajilla con buenas materiales y cuidado diseño, etc. 
  3. Sorprender al cliente con un algún ingrediente original.

Y, por último: no dejar a ningún cliente sin postre. Podemos ofrecer la versión light de prácticamente cualquier postre, simplemente substituyendo los ingredientes que más engordan por otros menos calóricos: leche desnatada, edulcorantes sin azúcar, esencia de vainilla... Los resultados son casi idénticos a los originales, por lo que seguro que les gustarán tanto a las personas que están a dietas como a las que no.

 Descárgate el ebook gratis:  Elaboración y diseño de la carta de restaurante

Volver a la home