Postres fáciles de chocolate para incluir en la carta de tu restaurante

Por La Menorquina on 12 de octubre, 2017

El chocolate siempre triunfa, ya sea negro, blanco o de sabores variados. Existen multitud de recetas de postres con el chocolate como protagonista, algunas de ellas de una notable sofisticación, ya sea en su preparación o presentación. Pero en este artículo vamos a hablar de algunos postres fáciles de chocolate, todos ellos con la suficiente versatilidad para gustar a un amplio porcentaje de personas y poderse tomar en un restaurante. 

 

Ebook gratuito: Tendencias en restauración:  La revolución verde en la hostelería

 

4 ideas de postres fáciles de chocolate

  1. Sopa de chocolate blanco con fresas Se trata de una propuesta muy interesante porque, aunque su preparación puede parecer algo compleja, en realidad se trata de una receta muy sencilla. La textura tan especial de esta “sopa dulce” se logra calentando la nata y fundiendo en la misma el chocolate. Luego se deja enfriar y se sirve junto con unas fresas, ya sea en el mismo plato o en un cuenco aparte.
  2. Brownie de galletas. Esta propuesta está pensada para paladares muy golosos, puesto que además de chocolate fundido, cacao o azúcar, esta novedosa forma de preparar el brownie incorpora galletas María.
  3. Brownie de limón. Una forma distinta de preparar el brownie, en esta ocasión con el toque fresco del cítrico de limón.
  4. Flan de chocolate blanco. Un postre ligero y muy sabroso con el gusto inconfundible y tan especial del chocolate blanco.

postres-faciles-chocolate.jpg

La importancia de dar un toque original a la carta de postres de nuestro restaurante 

En la elaboración de la carta de un restaurante es importantísimo cuidar los postres, ya que al tomarse en último lugar suponen el cierre de la visita de cliente a nuestro restaurante, por lo que muchas veces es el elemento que mayor huella deja en la memoria del comensal. Por este motivo, el postre muchas veces va a actuar a modo de juez capaz de decantar la balanza de la experiencia del cliente hacia el lado de la plena satisfacción.

Para cualquier restaurante, el postre supone una excelente oportunidad para marcar la diferencia y lograr ventaja competitiva frente a la competencia, pero para ello es necesario cuidarlos con esmero, igual que hacemos como los entrantes y los platos principales.

Los postres de chocolate lo tienen todo para satisfacer al cliente, puesto que se trata de un sabor que gusta a casi todo el mundo y además tienen una gran flexibilidad, pudiéndose combinar las recetas de siempre con toques originales en algunos de sus ingredientes, la forma de prepararlos o simplemente el modo de servirlos.

Los clientes adoran que les sorprendan con pequeños detalles y toques innovadores, por este motivo siempre es bueno incorporar ideas no vistas anteriormente (o al menos no demasiado), como añadir a la carta postres procedentes de otros países o mezclar sabores muy distintos que, por costumbre, se suelen tomar por separado.

 

New Call-to-action

Volver a la home