Postres bajos en calorías para incluir en tu carta

Depende de los ingredientes que utilicemos, así como de las cantidades y frecuencia con que los tomemos los postres no tienen por qué engordar. Es por ello que en este artículo se dan algunas claves de cómo elaborar postres bajos en calorías. 

MEN - postres bajos en calorias.jpg

La carta de postres nos ayuda a incrementar el ticket medio de nuestro restaurante, pero hay veces que nuestros comensales no están muy dispuestos a demandar postres ya sea por su alto precio o por los prejuicios que hay hacia ellos. Es por ello que la inclusión en la carta de postres bajos en calorías es recomendable para atraer a tres tipos de clientes:

  1. Aquellos que tienen ciertos prejuicios con los postres y no los suelen pedir por considerarlos propios de personas golosas o que no cuidan su alimentación.
  2. Personas que están siguiendo una dieta para mantener o bajar de peso.
  3. Clientes con algún problema médico, como la diabetes, que les impide o se les desaconseja tomar alimentos con azúcar u otros ingredientes.

Ebook gratuito: Tendencias en restauración:  La revolución verde en la hostelería

Trucos para elaborar postres con pocas calorías

La elaboración de postres con pocas calorías no es tan difícil: suele ser suficiente con substituir los ingredientes más calóricos por otros similares en sabor o textura pero que engorden menos.

Por ejemplo, se puede substituir la leche entera de muchos postres por desnatada y recurrir a edulcorantes mucho menos calóricos que el azúcar, como sacarina o stevia.

Otros trucos para crear postres más ligeros son:

  • Reducir las cantidades de los ingredientes que no eliminemos y que son muy calóricos, por ejemplo, la nata.
  • Atrevernos con propuestas originales, como la crema de limón, en vez de las cremas clásicas, que realizadas con la receta tradicional suelen ser bastante calóricas.

Ideas de postres bajos en calorías

Teniendo en cuenta lo citado en el punto anterior en relación a los cambios necesarios en los ingredientes, a continuación os damos un par de ideas de postres bajos en calorías que puedes incluir en la carta de tu restaurante:

Tiramisú light

El tiramisú es un delicioso postre italiano que se caracteriza por su cremosidad y por su original sabor a café, dos características que no se ven para nada modificadas en la versión light de este famoso delicatessen. El proceso de elaboración es el mismo, pero se puede usar queso philadelphia light y nata para montar también light.

El resultado: un postre con la misma esencia, textura y sabor, pero con menos calorías.

Bizcocho light

La ventaja de cocinar un bizcocho bajo en calorías es que nos puede servir de base para elaborar diferente tartas y pasteles, todos ellos con el plus añadido de engordar menos. El bizcocho light se caracteriza por no contar entre sus ingredientes con nada de azúcar ni harina de trigo. Por el contrario, sí son necesarios, además de huevos: leche desnatada en polvo, edulcorante líquido, ralladura de limón y esencia de vainilla.

Los postres light como una forma de atracción hacia nuestra carta de postres

La carta de postres es un elemento crucial para elevar la categoría de nuestro restaurante, aumentar la satisfacción de los clientes y hacer más rentable nuestro negocio.

Si ofrecemos postres bajos en calorías debemos potenciarlos en nuestra carta, colocándolos en un lugar destacado, con un texto y elementos gráficos que dejen claro su condición de bajos en calorías y, en su caso, aptos para diabéticos o celíacos.

New Call-to-action

Volver a la home