¿Por qué hacer una carta de restaurante original?

Hacer_carta_restaurantesHacer una carta original, que sorprenda y refleje la personalidad del restaurante, es una manera de diferenciarnos y de mejorar la experiencia del cliente. A su vez, si el diseño resulta atractivo y eficaz, se convertirá en un elemento clave a la hora de tener un negocio rentable.  

No debemos olvidar la importancia que tiene la carta como primer contacto con el comensal. Es a través de ella como damos a conocer la oferta gastronómica, y su diseño nos transmite también una determinada imagen o concepto de negocio. 

Su doble función, por lo tanto, es mejorar la experiencia del cliente y maximizar la rentabilidad. El quid de la cuestión está en saber cómo enfocar el diseño para conseguir ese doble fin y que aporte un valor añadido al cliente y se convierta en una herramienta eficaz. 

Descárgate la guía gratuita Elaboración y diseño de la carta de restaurante

Las ventajas de una carta de restaurante original

Podemos aplicar principios de neuromarketing en un sinfín de aspectos, como por ejemplo la elección de colores, tipos de letra, ubicación de las imágenes, de los precios o, incluso, de los platos más rentables. En definitiva, conseguir que la originalidad y la estética actúe de gancho para el cliente. 

A su vez, por simple asociación de ideas, crear una carta original traslada la sensación de que también nuestra oferta gastronómica es diferente. Por lo tanto, una carta abre las expectativas para que el cliente se muestre más receptivo, predisponiéndolo a probar los platos que encontrará en ella. 

Crear imagen de marca será otra de las ventajas de una carta de restaurante original. Ser fieles a nuestro concepto de negocio implica buscar el modo de conectar emocionalmente con el consumidor. Dentro de este objetivo, la imagen de marca define la identidad del restaurante y tiene un gran potencial para aumentar las ventas. Además, buscaremos la uniformidad y la coherencia en diferentes soportes para que el cliente lo relacione fácilmente. Crear esa singularidad tan necesaria puede incluir distintos elementos, desde el mismo logotipo del restaurante hasta los regalos promocionales, el diseño de las servilletas de papel, el blog o, sin ir más lejos, la misma decoración del local. 

Orientamos el diseño de la carta a potenciar esos platos estrella que además son los más rentables, la calidad de la materia prima con la que trabajamos, su frescura o cualquier otro aspecto que nos ayude a distinguirnos de la competencia. 

Una carta de restaurante original nos ayuda a conectar con un determinado perfil de cliente. A tal efecto, será interesante remarcar los puntos fuertes del negocio para atraerlos, por lo que es igualmente aplicable a otras cartas, como las de postres o de vinos.

Por último, todo forma parte de un conjunto que hay que trabajar de forma estratégica y, en este sentido, la carta del restaurante es un elemento vital. 

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home