¿Cuáles son los nutrientes orgánicos?

Por La Menorquina on 22 de noviembre, 2016

La revolución verde, iniciada a finales del siglo XX e impulsada a principios del XXI, ha provocado una mayor consciencia de la sociedad por el consumo de alimentos que nunca han entrado en contacto con productos químicos, sustancias tóxicas o aditivos sintéticos: alimentos que aportan al organismo nutrientes orgánicos

En este post te explicamos los nutrientes orgánicos. 

Descárgate el ebook gratuito sobre tendencias en restauración:  La revolución verde en la hostelería

nutrientes organicos 

Los propietarios de un negocio de restauración que trabajan con alimentos como materia prima no podemos desconocer cuáles son los nutrientes orgánicos que más van a beneficiar a los clientes que se decanten por acudir a nuestro restaurante y degustar nuestros platos.

Cuando cocinemos platos con hortalizas, frutas y verduras frescas o con harinas tenemos que tener en cuenta que estaremos proporcionando al comensal de nuestro restaurante una rica dosis de glúcidos. Son como el combustible que mueve nuestro cuerpo y que necesitamos para activar nuestro organismo y recuperarnos de una dura carga de trabajo.

En los platos que preparemos para servir a los clientes de nuestro local gastronómico que contengan carne, huevos, leche y sus derivados estaremos proporcionando una alta dosis de proteínas a nuestros comensales. Las proteínas son un nutriente básico de nuestro cuerpo, ya que se encuentran en todas las células y son muy importantes para la formación de los órganos, así como el cerebro, las glándulas, los nervios, las hormonas y las enzimas.

Otros nutrientes orgánicos que conviene que sepamos bien en qué alimentos se encuentran son las vitaminas. Se localizan en distintos alimentos en pequeñas proporciones. Las Vitaminas A, B, C, D y E son básicas para nuestro organismo.

La Vitamina A la proporcionaremos a los clientes de nuestro restaurante en aquellos platos con judías verdes, zanahorias, hígado, riñones, melocotones, huevo, leche y derivados, ciruelas o albaricoques secos. 

La Vitamina B se encuentra en el hígado y en los cereales y los beneficios que dará a los clientes que prueben los platos con estos alimentos será vitalidad y energía. No obstante, hay otros alimentos que contienen derivados de la vitamina B (Vitamina B-1, Vitamina B-2, Vitamina B-3, Vitamina B-6, Vitamina B-8 y Vitamina B-12) que se encuentran en la leche, el huevo, el hígado, los riñones y el pescado (Vitamina B-12), entre otros alimentos.

La Vitamina C es un nutriente orgánico que lo proporcionaremos a los clientes de nuestros restaurante que pidan nuestras raciones de melón, naranja o fresa o platos con col cruda, pepino, piña, manzana, pera, aguacate o lechuga.

Cuando sirvamos a nuestros comensales platos con pescado, sardina o huevo estaremos nutriéndolos de Vitamina D, básica para el control del fósforo y el calcio, necesarios para mantener los huesos y los dientes fuertes.

Si les ofrecemos platos con frutos secos como almendras, semillas de girasol, cacahuetes, pistachos o espinacas cocinadas, estaremos proporcionando a los clientes de nuestro restaurante altas dosis de Vitamina E, útil para evitar enfermedades del corazón y para contrarrestar la hipertensión.

Gracias a este artículo tendremos más herramientas para comprobar si la cocina de nuestro restaurante está más cerca o más lejos de los cánones que pregona la revolución verde y descubrir los nutrientes orgánicos que obtienen los clientes que se acerquen a nuestro establecimiento.

 

revolucion verde

Volver a la home