Normativa extracción de humos y ventilación de cocinas: la información fundamental

Uno de los aspectos más importantes a la hora de obtener una licencia de actividad para abrir un restaurante, bar o cafetería y evitar futuros problemas con los vecinos es asegurarnos que el edificio donde se encuentra el local que nos interesa cumple con la normativa de extracción de humos y ventilación de cocinas, teniendo en cuenta las últimas actualizaciones.

New Call-to-action

El problema es que hay muchos locales que no cuentan con salidas de humos  y, además, no es posible o excesivamente complicada su instalación cumpliendo las últimas normas recogidas en el Código Técnico de Edificación (CTE), así como las ordenanzas en materia de medio ambiente, que además pueden variar en cada comunidad autónoma y ayuntamiento.

¿Qué es la salida de humos y qué condiciones básicas debe cumplir?

La salida de humos es, básicamente, un conducto que lleva los los humos y vapores a la cubierta del edificio, evitando así que moleste a los vecinos. Muchos locales antiguos carecen de la misma y, aunque en los locales nuevos sí suele estar instalada, hay que tener en cuenta que no siempre cumple con la normativa actual, que cada vez es más rigurosa y exigente.

MEN - normativa extracción de humos y ventilación de cocinas

Dicha salida de humos debe cumpir una serie de condiciones:

  • El conducto de salida de humos debe ser independiente de cualquier otro, incluyendo las salidas de humos de las propias viviendas.
  • Tiene que cumplir todas las exigencias que marca la ley en relación a la protección de incendios.
  • La chimenea del conducto debe salir a cubierta, ya que no se permite que dé a la fachada de otros edificios.
  • Además, la chimenea tiene que tener una altura superior a un metro de cualquier edificio que se encuentre a una distancia igual o inferior a 15 metros.
  • El diámetro del conducto de la chimenea debe tener unas medidas determinadas, que se calcula en función del tamaño de la campana
  • Los hornos también deben tener conducto de extracción con chimenea, salvo que tengan las siguiente características: sean eléctricos, tengan un potencial total que no supere los 10 Kw y estén dotados además de recogida de vapores de condensación.
  • Los ventiladores que configuran el sistema de extracción deben tener una presión determinada de aspiración e impulsión.
  • La mayoría de ayuntamientos no permiten instalar una salida de humos a fachada, para evitar perjudicar a los vecinos cuyas ventanas se encuentren en las inmediaciones de local: humos, malos olores… Por es casi siempre es obligatorio situar la chimenea extractora en cubierta.

En resumen, a la hora de elegir el local para nuestro negocio de hostelería es fundamental tener muy en cuenta el tema de la extracción de humos y la ventilación de cocina, comprobando que está sujeto a la normativa y requisitos actuales.

El hecho de que utilicemos un local anterior con extracción de humos no nos debe hacer bajar la guardia, debiendo comprobar que la instalación se haya realizado con todos los permisos del ayuntamiento, así como también que no se hayan realizado obras posteriores que hayan provocado el incumplimiento de alguna normativa.

New Call-to-action

Volver a la home