Menú hamburguesa: es posible hacerlo de calidad y saludable

Incorporar un menú hamburguesa en nuestro restaurante o cafetería, sobre todo si nuestra clientela habitual está compuesta mayoritariamente por niños, jóvenes y familias, puede ser una idea muy rentable, puesto que se trata de un producto con una amplia aceptación y poder de atracción. En definitiva: se vende muy bien.

New Call-to-action

5 tips para elaborar un menú hamburguesa saludable y exitoso

1) Desterrar falsos mitos

En primer lugar, debemos romper con esas ideas preconcebidas que identifican las hamburguesas exclusivamente con el fast food. Un plato con una hamburguesa como ingrediente principal puede ser perfectamente santo, todo depende de la calidad de los ingredientes y formas de preparación.

Para hacer una publicidad positiva de nuestras hamburguesas podemos promocionarlas adecuadamente por los canales habituales: la carta del restaurante, carteles en su interior, nuestra web o blog, redes sociales, subrayando y remarcando que en nuestro local solo se sirven hamburguesas caseras, elaboradas con ingredientes de calidad, con un alto valor nutritivo y saludables.

MEN - menu hamburguesa

2) Ofrecer variedad

El principal peligro de los menús hamburguesas es que se parecen demasiado unos a otros, lo que provoca que nuestras propuestas puedan parecer clones de las de otros locales, sin que aportemos nada novedoso ni diferencial. Para evitar una carta de hamburguesas monótona y aburrida tenemos varias opciones:

  1. Agrupar las hamburguesas por origen geográfico. Por ejemplo, podemos incluir hamburguesas mexicanas, con su chile y otros ingredientes picantes.
  2. Clasificar nuestros platos de hamburguesa en función de tipo carne o forma de cocinarlas.
  3. Aprovechar las grandes posibilidades ofrecen los platos de hamburguesa, añadiendo ingredientes diferentes que conformen combinaciones atrevidas
  4. Variar los tamaños y acompañamientos. Podemos ofrecer un plato con mini hamburguesas para que los clientes puedan probar y compartir en una misma mesa hamburguesas de distintos tipos y sabores. También podemos ofrecer varios tamaños: pequeño, mediano, grande e incluso extra grande de la misma hamburguesa. Con los acompañamientos y la salsa podemos hacer lo mismo: ofrecer patatas preparadas de diferentes maneras (fritas, asadas, con distintas formas de corte...) arroz, frijoles y, algo muy importante, salsas diversas.
  5. Potenciar la participación del cliente. Otra posibilidad sería que cada cliente pueda personalizar al máximo la hamburguesa que se va a tomar, poniendo a su disposición diferentes tipos de panes o bollos y toda clase de ingredientes y salsas variadas que él mismo se pueda servir.

La importancia de las plantillas del menú

Tan importante o más que la calidad y variedad de los productos que ofertemos es cómo los presentemos. Por este motivo, es fundamental utilizar plantillas de menús divertidas, llamativas y los más personalizables posible. El objetivo debe ser siempre crear un burger menú que, además de dar una imagen nutritiva y saludable, sea llamativo y divertido.

 Descárgate el ebook gratis:  Elaboración y diseño de la carta de restaurante

Volver a la home