Los postres gallegos más conocidos

Galicia es una de las comunidades autónomas en España donde la gastronomía es un gran atractivo para los turistas que visitan este lugar. En concreto, cuenta con postres deliciosos y fáciles de elaborar para que puedas incorporar dentro de la carta de tu restaurante y conseguir atraer a los clientes.

Los postres gallegos, en concreto y la gastronomía gallega, en general, gozan de una gran aceptación. Y es que Galicia es uno de los territorios del estado español donde se come mejor.

Guía Gratuita: La carta de postres: cómo configurarla y hacerla rentable

Es además un país de emigrantes, con muchos gallegos de nacimiento repartidos por toda la geografía nacional e internacional (fuera de España una de las regiones con más gallegos es Argentina). Por este motivo, te conviene incorporar estos postres en la carta de tu restaurante, ya que seguramente alguno de tus clientes sea gallego.

La lista de postres gallegos es prácticamente interminable, ya que acumula muchos años de buena cocina y de muchas recetas creadas. Sin embargo, los hay que destacan por encima del resto.

En este artículo, te mostramos, a continuación, los mejores postres gallegos, para que puedas enriquecer la oferta que preparas para los comensales que acuden a tu restaurante buscando una completa experiencia gastronómica.

Los mejores postres gallegos

Tarta de Santiago

Uno de los postres más conocidos y tradicionales es la Tarta de Santiago. Esta tarta está elaborada con masa de almendras molidas y está decorada con la la cruz de Santiago. La Menorquina te ofrece una idea de emplatado que puedes elaborar para diferenciarte de la competencia: Tarta de Santiago, del campo a la mesa.

La Tarta de Santiago es uno de los postres gallegos más célebres que existen. Se tiene constancia que su origen es del año 1577. Su popularidad hace que se pueda degustar en todas las poblaciones de Galicia. La denominación actual de “Tarta de Santiago” es más reciente. Antiguamente, se llamaba torta real o bizcocho de almendra.

Filloas

Este dulce es muy similar a los crêpes y está elaborado con ingredientes como el huevo, el azúcar, la harina, etc. Su única diferencia es que las filloas gallegas se pueden comer solas o rellenas de crema como la nata, chocolate, o membrillo.

Este postre gallego es típico del Entroido o carnaval y es una variante autóctona de las crêpes francesas o los frixuelos asturianos. Franceses y gallegos mantienen una pequeña discusión sobre el origen del postre. Los franceses dicen que ellos fueron los primeros que los cocinaron. En cambio, los gallegos aseguran que un francés que hizo el camino de Santiago importó el postre.

Larpeira

Se trata de una tarta rellena de crema pastelera y con un toque de anís como almíbar. Es muy similar al Roscón de Reyes y con una esponjosidad muy característica. Podemos ofrecer una porción en nuestra carta de postres o servirla entera para que la compartan los integrantes de la mesa.

Es una receta más laboriosa que el típico bizcocho, pero la Larpeira es realmente muy adictivo. Seguro que los comensales que se decidan por probar este postre gallego encontrarán cualquier excusa para repetir.

MEN - postres gallegos

Tarta de Requesón o Quesada gallega

Con el requesón se pueden elaborar muchas posibilidades de postres para añadir ofrecer a nuestros clientes. Una de las más conocidas en la gastronomía gallega es en forma de tarta. Se trata de un pastel muy cremoso en el que el queso es el principal ingrediente. De fácil elaboración e ideal para acompañarla junto con una bola de helado de nata. 

Es un postre gallego que cuenta con una larga tradición en Galicia. Prácticamente, en cada casa de esta comunidad hay una mujer o un hombre que sabe preparar este pastel. Servir un postre como la quesada gallega en tu restaurante seguro que encantará a los clientes más hogareños.

Melindres 

Estos pequeños bocados son muy conocidos en Galicia. Se trata de unas rosquillas con sabor anís cubiertas por un glaseado de azúcar. Son ideales para acompañar junto con el café.

Estos postres gallegos son muy típicos de la región y, al igual que el requesón, su receta se conoce en la gran mayoría de los hogares del territorio. Se trata, por lo tanto, de un postre que puede degustarse en muchos bares y restaurantes de Galicia. No obstante, los melindres son especialmente famosos en Melide. Un municipio de La Coruña donde sus habitantes celebran desde hace 25 años la fiesta del melindre. Sin duda, es una excelente ocasión para degustar la auténtica receta de este famoso postre gallego e incorporarla en la carta de tu restaurante para el disfrute de tus comensales.

Con estas ideas de postres gallegos podrás sorprender a los clientes de tu restaurante con dulces diferentes y destacar por encima de otros establecimientos.

 Y es que, hoy en día, la diferenciación es clave para competir en un entorno saturado de ideas y propuestas.

Sin duda, en este contexto, distinguirse del resto de negocios de restauración con una oferta singular y genuina como los postres gallegos es básico para atraer a los comensales hacia el propio establecimiento.

New Call-to-action

Volver a la home