Las claves del menú de un deportista

Por La Menorquina on 10 de octubre, 2017

Alimentación de calidad y un rendimiento deportivo óptimo son dos conceptos inseparables, puesto que uno de los factores fundamentales para lograr el éxito en el deporte, además del entrenamiento adecuado y las competencias físicas y técnica, es llevar una dieta saludable y equilibrada.

Hablar de un menú para deportistas es generalizar demasiado, puesto que cada disciplina, sobre todo practicada a alto nivel, puede requerir de unos parámetros diferentes en cuanto a cantidad de calorías y nutrientes necesarios. Además, cada persona es distinta y en función de su sexo, edad, altura, complexión, etc. tendrá unas necesidades de alimentación diferentes, incluso practicando el mismo deporte y llevando un programa de entrenamientos similar.

 

Ebook gratuito: Cómo Aumentar la Rentabilidad de tu Restaurante

 

A continuación, te desvelamos una serie de claves y consejos en la alimentación de un deportista, así como los malos hábitos a desterrar de las costumbres alimentarias. 

menu_deportistas.jpg

4 claves en la alimentación de un deportista

  1. Comer variado. En esto no hay demasiadas diferencias entre una persona que practique deporte de alto nivel y otra más sedentaria. En realidad, la pirámide de alimentación (raciones recomendadas de los distintos tipos de alimentos) es válida para casi todo el mundo, aunque es necesario una adaptación a la actividad física de cada cual. Especialmente en lo que se refiere a los carbohidratos, que deben tomarse en cantidades más moderadas si nuestro nivel de ejercicio físico es bajo. Dicho de otro modo, una alimentación equilibrada tiene que estar compuesta de alimentos de todas las categorías, que en conjunto nos proporcionen la combinación de nutrientes necesarios para nuestro organismo.
  2. Llevar una dieta moderada. Hay deportistas que comen más de la cuenta, especialmente durante los días o temporadas de entrenamiento. Esto les pasa porque el ejercicio les abre el apetito. No podemos olvidar que el equilibrio nutricional se encuentra tanto en la variedad de los alimentos como en la cantidad diaria ingerida de los mismos, sin que sea saludable caer en excesos.
  3. Comer alimentos naturales. Los preparados artificiales, como algunos combinados de proteínas, pueden llegar a perjudicar la salud del deportista. La mejor alimentación es la natural, compuesta de verduras, frutas, hidratos de carbono, carne y pescado, tratando de evitar las grasas y los azúcares.
  4. No renunciar a las comidas sabrosas Comer sano y equilibrado no significa renunciar a comer platos sabrosos. Al contrario, son dos cuestiones totalmente compatibles. La clave está en moderar (que no eliminar) el consumo de azúcares, salsas y grasas saturadas. 

Errores que los deportistas deben evitar en su alimentación

Frecuentemente, los deportistas cometen en una serie de errores comunes en su alimentación que deben tratar de evitar:

  • Imponerse una dieta demasiado restringida, rutinaria y monótona.
  • Alguno deportistas se van al extremo contrario y comen demasiado aprovechando que no engordan en exceso debido a las muchas calorías que gastan con el ejercicio físico. Esta conducta alimentaria, a la larga, también es perjudicial y favorece la aparición de enfermedades, como los problemas cardiovasculares.
  • Seguir modas como la dieta paleo, que consiste en un estilo de alimentación donde priman las proteínas y se eliminan o reducen los hidratos, legumbres, lácteos, etc. Este tipo de dietas también pueden llegar a ser peligrosas y no todas las personas se adaptan bien. En caso de llevarlas a cabo, este tipo de dieta requiere de un estricto control por un médico o experto en nutrición.
Y recuerda: no existen alimentos milagro. La única receta efectiva es comer sano, equilibrado y adaptar nuestra alimentación a nuestras características y niveles de actividad.

 

New Call-to-action

Volver a la home