Aprende a diseñar menús de restaurantes elegantes 

Los menús de restaurantes elegantes no tienen por qué ser sinónimo de esnobismo ni precios estratosféricos. Muchas veces lo que transforma a un restaurante en elegante son los detalles: una diseño de la carta sofisticado, una cuidada decoración, una vajilla de calidad o unos platos con algunas características premium  ya sea en sus ingredientes, preparación o presentación.

A continuación, te vamos a dar algunas claves y recomendaciones para transformar la carta, los menús y la apariencia global de tu restaurante en mucho más elegante y sofisticado.

New Call-to-actionAñade un toque de glamour a tu carta

Aspectos como el material utilizado, por ejemplo, unas cubiertas de cuero, o el formato pueden contribuir a hacer más elegante un elemento fundamental como es la carta, la auténtica tarjeta de presentación de nuestro local. Pero muchas veces es suficiente con elegir la plantilla adecuada para conseguir ese toque diferencial y elegante

Una plantilla en blanco y negro o con letras u otros recursos gráficos en dorado nos pueden servir para crear una imagen sofisticada y moderna a la vez. Para acabar de configurar una carta elegante nos pueden ayudar unas imágenes de calidad, un estilo poco recargado de recursos gráficos (cuanto más minimalista mejor) y el diseño de un logo y unos colores corporativos que nos ayuden a crear una imagen corporativa distintiva y coherente.

Cuida el estilo de cocina y la presentación de los platos

¿Qué es un estilo de cocina elegante? No existe una única respuesta para esta pregunta puesto que se trata de una cuestión bastante subjetiva y depende, en gran medida, de los gustos y costumbres personales. Un estilo de cocina clásico es, sin duda, considerado elegante por muchos clientes. Pero lo mismo podemos decir de los estilos más innovadores y la cocina fusión, donde se mezclan gastronomías muy diferentes. 

En cualquier caso, para que nuestro restaurante sea considerado elegante es imprescindible cuidar con mimo tanto los ingredientes de los platos como su preparación buscando la calidad y, a ser posible, la excelencia. 

menus de restaurantes elegantes

La presentación: un capítulo aparte

Ni que decir tiene que un porcentaje importante de la elegancia culinaria se encuentra en la presentación del plato. En este sentido, existen una serie de estrategias, técnicas y pequeños trucos que te van a ser de magnífica ayuda para conseguir platos visualmente mucho más elegantes.

  • Usar las guarniciones con un fin decorativo: cortar los tomates con formas de fantasía, adornar el plato con un poco de perejil, hacer dibujos sencillos con las salsas, etc.
  • Recuperar las técnicas o modelos de presentación de siempre, pero con toques personales y originales.
  • Uso en todo tipo de platos las herramientas y técnicas decorativas propias de la repostería: sifones, biberones, mangas pasteleras, etc. 
  • Utilizar siempre una vajilla de calidad y de estética agradable. Aunque no es necesario que esté personalizada, la vajilla sí tiene que estar alineada con el diseño de nuestro local. Podemos optar por la típica vajilla blanca de porcelana o con los mucho más modernos platos de pizarra negra, pero en todo momento debe primar la elegancia y el buen gusto. 

La extraordinaria importancia de la decoración del local

En el sector de las hostelería los clientes son cada vez más exigentes y para poder satisfacerlos y colmar sus necesidades es necesario cuidar detalles como la decoración del local. Aunque es difícil definir estilos que puedan considerarse elegantes, existen una serie de tendencias que pueden encuadrarse en esa categoría:

Estilo vintage

El estilo vintage se caracteriza por la mezcla de detalles antiguos, como las puertas de madera recuperada, los suelos damero, una lámpara del s. XIX o un espejo de aires barroco, con elementos más modernos. Es una forma de transportarnos a otra época, pero sin perder la esencia moderna. Si lo hacemos con buen gusto, seremos capaces de transformar nuestro restaurante en un espacio muy personal y distintivo.

Estilo minimalista

Lo moderno también puede ser muy elegante. Por este motivo, una marcada tendencia en la decoración de restaurantes son los espacios abiertos de líneas rectas y con muy poca decoración. Esta clase de decorados transmiten sosiego, tranquilidad y elegancia a partes iguales.

Estilo industrial

Siempre que se haga con gusto, las paredes de obra e, incluso, los conductos del aire acondicionado a la vista, pueden llegar a ser muy elegantes, ya que dotan al restaurante de una gran personalidad y un toque original. En este contexto también combinan muy bien los detalles modernos y un poco atrevidos, como por ejemplo sillas o taburetes de forma curvas y hasta de distintos colores. 

El último y puede que más importante factor: el trato al cliente

De nada nos va a servir cocinar unos platos muy sabrosos en la mejor vajilla si el camarero de sala y el resto de profesionales no ofrecen un trato exquisito a los clientes. La amabilidad, las buenas formas, la limpieza, la discreción, la información y las recomendaciones en su justa medida al cliente (sin presionarlo) deben formar parte del decálogo de todo el personal del restaurante. La elegancia, obviamente, también se nota en el tipo de trato que dispensemos al conjunto de visitantes de nuestro restaurante.

New Call-to-action

Volver a la home