Alimentos de quinta gama: ¿tu nueva línea de negocio?

Los alimentos de quinta gama, los que tienen una calidad superior y están elaborados con las nuevas tecnologías, tienen una gran aceptación entre los consumidores, pero, ¿cómo pueden beneficiar a la gestión de un restaurante? Descúbrelo en las siguientes líneas.

Ebook gratuito: Cómo Aumentar la Rentabilidad de tu Restaurante

Beneficios de los alimentos de quinta gama para un restaurante

No deberían ser la única opción a disposición de tus clientes, ya que no se trata de sustituir tu cocina por un horno y un microondas, pero sí que puedes plantearte esta alternativa como un recurso más a disposición de tu negocio. Toma nota de las 5 ventajas más importantes de los alimentos de quinta gama para restauración:

  1. Acorta la espera de tus clientes. Al tomar la comanda del menú comienza el trabajo en cocina y el tiempo de espera de los comensales. Los segundos cuentan y la situación añade tensión entre los cocineros, en especial en las horas punta de comidas y cenas. Contar con el alivio de los alimentos de quinta gama, por ejemplo, para la elaboración de las salsas, supone una ventaja en cocina que eleva el nivel de satisfacción de los clientes, que pueden degustar los platos de su elección puntualmente.
  2. Aumenta las opciones de tu carta. La gestión de inventario de un restaurante es un trabajo complicado, meticuloso y no exento de riesgos financieros para el balance del negocio. A mayor número de platos que aparezcan en el menú, más posibilidades de terminar la jornada acumulando productos perecederos que pueden desembocar en pérdidas. Recurriendo a los alimentos de quinta gama se minimiza este problema y se da al cliente la posibilidad de comer lo que verdaderamente le apetece en el momento de sentarse a la mesa, sin limitaciones.
  3. Aprovecha el expertise de maestros de cocina. No hay muchos restaurantes que puedan presumir de tener un repostero en plantilla y, sin embargo, el postre es un factor decisivo para generar lealtad en tu base de clientes. Recurrir a alimentos de quinta gama te permite ofrecerles lo mejor y con la más alta calidad. 
  4. Ofrece platos de lujo a un precio más asequible. En esta misma línea, una tarta red velvet, una de tres chocolates, una tarta de Santiago o un carrot cake necesitan de una buena base de ingredientes, de la mejor calidad, para marcar la diferencia con otros postres. Si quieres que tu establecimiento destaque por encima de la competencia, confía en maestros artesanos con años de experiencia en la elaboración de tartas, tradicionales, tartas altas, heladería o pastelería.
  5. Reduce la carga de trabajo del personal de cocina… y su nivel de estrés. Ponerse a amasar hasta lograr un hojaldre en su punto lleva varias horas, y varios días, y éste es sólo un ejemplo de una de las tareas a que se enfrentan los responsables de las elaboraciones en tu restaurante. Los alimentos de quinta gama pueden suponer un desahogo, aliviar la tensión en los trabajadores de esta área y ayudarte a organizar de forma más eficiente y mejor las tareas en cocina.

MEN - alimentos de quinta gama


Por último, no te olvides de la posibilidad de ofrecer tus propias recetas al gran público en forma de alimentos de quinta gama, para que la alta cocina llegue a todas las mesas. Con esta nueva idea de negocio, tus clientes más fieles podrían también probar en sus casas algunos de sus platos y postres favoritos, recién salidos de tu cocina.

¿Has pensado empezar por los postres para incorporar los alimentos de quinta gama en tu carta? ¿Quieres poner un broche de oro a tu menú?

 

New Call-to-action

Volver a la home