Ventajas del uso de un abatidor de temperatura

Por La Menorquina on 18 de noviembre, 2015

En una cocina profesional conviene disponer de ciertas máquinas que, por las ventajas que nos ofrecen a la hora de trabajar, se convierten en prácticamente indispensables para la gestión del restaurante . Es el caso del abatidor de temperatura, también conocido como sistema de enfriamiento rápido de los alimentos, ya que permite mejorar de manera notable la conservacion de los mismos.

abatidor

Ebook gratuito:  Conservación de los alimentos

Conoce los beneficios que aportará a tu restaurante

  • Al someter el producto a un proceso donde se disminuye rápidamente su temperatura, se consigue paralizar el crecimiento de bacterias y, por tanto, se conserva en perfecto estado para su consumo.

  • El alimento mantiene todas sus condiciones organolépticas, es decir, siguen intactas características como su sabor, olor, color, humedad o textura. 

  • Al lograr que se mantenga la humedad del alimento, éste no se quedará seco cuando se descongele y estará preparado para ser servido a nuestro cliente.  

  • No se forman macrocristales intercelulares en el interior de los alimentos, que en caso de producirse provocan la rotura de las membranas celulares y que entre otras cosas conlleva la pérdida de las vitaminas que contienen.

  • Permite administrar mejor las provisiones de género y reducir costes para realizar compras de grandes cantidades de alimentos en las épocas en la que éstos son más rentables.

  • Disminuyen las posibles pérdidas económicas para el restaurante por preparaciones no vendidas o productos frescos no tratados.

  • Contribuye a controlar de forma más eficiente las existencias almacenadas y evitar que el negocio se pueda quedar sin un determinado producto.

  • Aumenta la productividad en cocina, al autorizar a los chefs a aprovechar los llamados “tiempos muertos” en cocina para adelantar las tareas y elaborar aquellos platos o bases de los mismos que se prevé que se necesitarán a lo largo de la semana.

  • Permite al restaurante ampliar su menú, ofreciendo más variedad de platos ya que muchos de estos se habrán podido elaborar de antemano.

Si pensamos en las diferencias con respecto a la congelación tradicional, nos encontramos que al hacerse de forma más lenta, las moléculas de agua que contienen las células de los productos aumentarán de volumen, y romperán la textura del alimento. Al llegar el momento de descongelarlo, éste perderá agua y por tanto peso. El resultado será un producto que se deteriorará antes y cuya calidad será mucho más limitada.

Como nos dicen desde Expomaquinaria, es un error no introducir en la nevera un producto elaborado, dejando que éste baje su temperatura sin refrigerarlo, pues si se va a congelar, debemos hacer este paso de la forma más breve evitando el posible desarrollo de bacterias.

Por lo tanto, si cuentas con un abatidor de temperatura en tu cocina disminuirás tus pérdidas por sobras y conseguirás que tus empleados ahorren tiempo. Además, seguirás sirviendo a tus comensales unos productos con la tranquilidad de saber que mantienen todo el sabor y su calidad de siempre.

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home