Vajilla para restaurante: 5 tips para elegir la más adecuada

Por La Menorquina on 17 de agosto, 2016

La vajilla es una de las principales tarjetas de presentación de nuestro restaurante. Es muy importante que esté alineada con el diseño de nuestro local y también que se ajuste a los parámetros de calidad y buen gusto que los clientes esperan de nosotros.

Como hemos comentado en otros posts, hoy en día la competencia en hostelería es más fuerte que nunca y para fidelizar a los clientes y conseguir nuevos mediante su recomendación, ya sea por Internet o entre sus contactos personales, ya no basta con ofrecer una buena comida. Los clientes esperan mucho más de nosotros, quieren vivir una experiencia única en nuestro local, estar a gusto y sentirse especiales y, para ello, la vajilla, es decir, los utensilios con los que degustar lo que les vamos a ofrecer juegan, al igual que el mobiliario del local o el trato dispensado, una papel relevante.

 

Clica aquí para recibir la visita de un asesor comercial  y aumentar la rentabilidad de tu restaurante

 

Pero además de tener una buena estética, que guste al cliente, la vajilla debe facilitar el trabajo del personal del restaurante, por lo que tiene que ser muy sencilla de manejar y de limpiar.

Esta suma de factores convierten a la elección de la vajilla para nuestro restaurante en una cuestión de cierta complejidad, una decisión que no debe tomarse a la ligera ni con precipitación.

A continuación, te vamos a dar una serie de indicaciones que, sin lugar a dudas, te van a servir de guía en el momento de elegir la vajilla ideal para tu restaurante o bar.

vajilla para restaurante

Claves para elegir la vajilla idea para tu negocio de hostelería

  1. Elegir materiales con alta resistencia térmica y mecánica. Tradicionalmente, las vajillas estaban fabricadas de cerámica, porcelana, loza, cristal o vidrio, pero ahora se pueden encontrar piezas de otros materiales, como melaminas o materiales vitrificados que los dotan de una mayor resistencia térmica (aguantan altas temperaturas por lo que pueden usarse en el microondas y en los lavavajillas industriales) y mecánica (están hechas a pruebas de golpes y ralladuras).
  2. Cuidar el diseño. Una vajilla con un cuidado diseño supone un elemento diferenciador de nuestro restaurante muy apreciado por la mayoría de clientes. Existen infinidad de diseños: modernos, clásicos, minimalistas, más recargolados, etc. No obstante, la regla de oro a la hora de elegir el diseño de la vajilla para nuestro restaurante es que esté alineada con las características y líneas básicas de diseño de nuestro negocio. No tiene sentido utilizar una vajilla muy fina y sofisticada en un local popular o familiar. En ciertos casos, resulta conveniente una personalización de la vajilla para hacerla aún más especial y diferente.
  3. Procurar que sea manejable e higiénica. El aspecto visual de la vajilla y su diseño es fundamental, pero éste no debe estar reñido con cuestiones prácticas, como que sea cómoda para trabajar y, sobre todo, fácil de limpiar. Para ello es importante que esté fabricada con materiales no porosos.
  4. Asegurarnos de que cuente con una colección amplia y se pueda reponer. Debemos tener en cuenta las necesidades de nuestro restaurante y el tipo de comida que servimos con el fin de elegir una vajilla con una colección que incorpore toda la variedad de platos, vasos, copas y complementos que precisamos. Si tenemos varias vajillas, éstas deben combinarse y complementarse.
  5. Prestar atención a la relación calidad-precio. Este aspecto no es baladí, puesto que, además de la inversión inicial, hay que considerar que la vajilla en un restaurante se deteriora, e incluso se rompe, con cierta facilidad, por lo que es necesario tener muy en cuenta los costos de reposición.

Recuerda que en la suma de los pequeños detalles, entre ellos la elección de la vajilla más apropiada, se encuentra el secreto del éxito de un negocio hostelero.

 

New Call-to-action

Volver a la home