Tu primer taller de dulces navideños

Por La Menorquina on 14 de noviembre, 2015

La gastronomía, según la RAE, es el arte de preparar una buena comida y, en la actualidad, cada vez hay más gente interesada en aprender a elaborar suculentas recetas. 

Aprender a cocinar está incentivado entre otras cosas por la cantidad de programas televisivos que encontramos en las parillas de las cadenas. Además, los propios restaurantes se han puesto manos a la obra y se han sumado a la iniciativa para dar respuesta a esta demanda. El Atelier Belge y Amaltea, son claros ejemplos de ello. El primero es un restaurante madrileño que imparte clases para dar a conocer la cocina belga a través del chef Etienne Bastaits, el segundo es un restaurante vegetariano barcelonés que, a través de su cocinero Deva, acerca este tipo de cocina al gran público.

En este post te proponemos aunar esta tendencia ya que dentro de poco llega la Navidad y con ella unos dulces a los que muy pocos son capaces de resistirse. Entonces, ¿por qué no impartir un taller de postres navideños en tu restaurante?

carta_de_postres

Ebook gratuito: Cómo Aumentar la Rentabilidad de tu Restaurante

Estas son las partes en las que puedes dividir tu taller:

  • Un poco de historia. Cuenta a tus alumnos el origen de estas delicias gastronómicas que tanto nos gusta consumir en estas fechas.

    “500 dulces años. La gran historia del turrón” es un vídeo del Consejo regulador IGP Jijona y Turrón de Alicante que te resultará muy útil. También dispones de la página web del Consejo regulador de mantecados y polvorones de Estepa donde obtendrás información sobre su nacimiento.

  • Explícales palabras clave dentro del mundo dulce navideño, como por ejemplo que la porción de masa de turrón que el maestro turronero prueba para comprobar si está correctamente elaborado se denomina “alambre” o que un “melero” es el encargado de cocer la miel.

  • Cata de dulces navideños. Probar muchos dulces puede resultar un poco empalagoso y pesado, una opción es ofrecer porciones de un tamaño más pequeño, para que puedan disfrutar probándolos todos. Puedes invitarles a degustar productos españoles como los reconocidos turrones de Jijona y Alicante o presentarles manjares de otros países como los pastelitos con relleno de ciruela finlandeses.

  • Manos a la masa. Selecciona recetas que les permitan preparar productos navideños variados. Por ejemplo: mantecado, turrón, galletas de jengibre, roscón de reyes, tronco de navidad, mazapán, polvorón o panettone. Así proporcionarás opciones para todos los gustos junto con una información variada que contribuirá a reflejar que tu repostero es un especialista dentro del mundo dulce.

Una vez que tengas decidido qué tipo de taller vas a impartir, comunícalo con suficiente antelación en tu web y redes sociales. Recuerda indicar el día, la ubicación y la duración del taller, informar de todo lo que aprenderán durante el mismo, reflejar que los materiales están incluidos dentro del precio, y proporcionar recipientes que les permitan llevarse sus elaboraciones a casa o bien indicar que deben traerse un tupper de casa.

Con plazas limitadas, podrás ofrecer una atención personalizada a los miembros de tu taller, lo cual será un punto a tu favor. Teniendo en cuenta el espacio disponible, establece un número limitado de plazas para que todos puedan moverse con facilidad, consiguiendo así un ambiente agradable e intimista.

Una buena opción es entregar una copia de las recetas elaboradas que podrán llevarse después a casa. De este modo, los asistentes lograrán disfrutar mucho más del momento siguiendo las indicaciones de tu repostero sin tener que estar pendientes de tomar notas. Si en tu taller has optado por ofrecer una receta exclusiva, no la incluyas en el dossier. Sólo los que acudan a tu restaurante podrán disfrutar del paso a paso, y le darás un toque de exclusividad.

No te olvides de incluir todos los datos de tu restaurante (dirección, teléfono, página web, redes sociales) en esa copia y procura que no sean unas simples fotocopias, entrega un cuadernillo, éste será más duradero e incluso contribuirá a que lo compartan entre amigos.

Con esta original iniciativa la Navidad será aún más especial y mucho más sabrosa y apetecible. Además permitirá que te diferencies de la competencia al ofrecer un servicio totalmente distinto al tradicional y sumarás un valor añadido a tu oferta gastronómica.

 

Post relacionados:

aumentar ticket medio

Volver a la home