Tpv restaurante: la llave para la mejor gestión

Por La Menorquina on 11 de agosto, 2016

Cuando se decide emprender en un establecimiento de restauración, no se trata únicamente de gestionar un restaurante, sino de hacerlo de la manera más rápida, ágil, cómoda y eficaz posible. Con el objetivo de lograr esta forma ideal de gestión, la mayoría de locales de hostelería (restaurantes, bares cafeterías, heladerías, hoteles...) están optando por los TPV Hostelería.

Los TPV aplicados a la hostelería son un conjunto de software y hardware (normalmente táctil), el cual permite una gestión total y completa de los múltiples y variados factores que configuran un negocio de hostelería: desde la creación de menús, al control del stock, pasando por las comandas a la cocina o las reservas. 

 

Clica aquí para que podamos asesorarte sobre  cómo puedes aumentar la rentabilidad de tu  restaurante a través de los postres

 

¿Qué se puede hacer con un TPV Hostelería?

Verdaderamente, podemos afirmar que hoy en día los software de hostelería lo permiten todo a nivel de gestión, control y organización. Posibilitando, de una forma muy clara e intuitiva, tener una visión muy clara de todas las áreas de nuestro negocio, tanto de modo general como al detalle.

Veamos algunos ejemplos de lo que se puede llegar a realizar con esta tecnología de última generación al servicio de los restaurantes y otros negocios de hostelería.

Gestionar el stock

Se pueden agrupar las comidas y bebidas por familias, asignando propiedades específicas y definiendo parámetros conjuntos y cambios colectivos. De esta forma, es muy fácil controlar el stock de nuestro negocio, en el que era un verdadero quebradero de cabeza y en ocasiones motivo de descontento de los clientes por quedarnos sin existencia de algún producto justo en el momento más inoportuno.

También es posible asociar cada producto a los proveedores que nos lo sirven e introducir nuevos a través de entradas, regularizaciones o inventarios. 

Hacer los pedidos directamente a cocina

Una de las funciones más potentes y prácticas de los TPV es la posibilidad de tomar automáticamente los pedidos de los clientes en la barra o la mesas (con un pequeño aparato portátil) y pasar la comanda directamente a cocina. De esta manera se gana muchísimo tiempo y eficacia, reduciendo al mínimo la posibilidad de errores.

La mayoría de TPV permiten realizar plantillas automáticas de pedidos, asignando a los distintos proveedores los productos y cantidades habituales, lo que supone otro beneficio más para estos softwares. 

Realizar escandallos y presupuestos

Las "cuentas" de nuestro negocio se simplifican enormemente con este tipo de soluciones informáticas, puesto que permiten un cálculo muy preciso de los costes de cada menú, realizando diferentes combinaciones en cantidades e ingredientes. De esta forma, es mucho más difícil cometer errores de cálculo que nos hagan perder rentabilidad.

tpv restaurante

Los TPV también nos pueden ayudar a planificar fácilmente promociones y ofertas que nos sirvan para aumentar el ticket medio (gasto por cliente) de nuestro bar o restaurante, logrando así mejorar la rentabilidad del negocio en diferentes periodos de tiempo (a diario, semanal o mensualmente).

Controlar la sala y gestionar las reservas

No importa lo grande que sea nuestro local, ni que haya varios salones o terrazas. Con un TPV podemos, de un solo vistazo, obtener información concreta y fiable del nivel de ocupación presente y futuro (ya que también permite gestionar las reservas) del restaurante y la situación de cada mesa o cliente, por ejemplo: si aún no les hemos tomado lo nota, los platos que tenemos pendiente de servir y/o si nos han pedido ya la cuenta, etc.

 

Las ventajas del TPV restaurante

Asociado a sus múltiples funcionalidades, la gestión de un restaurante o local de hostelería con un TPV genera innumerables ventajas relacionadas no sólo con ofrecer un mejor servicio al cliente, sino también en la mejora de la rentabilidad del local:

  • Permite una gestión rápida y eficaz de todos los aspectos del negocio.
  • Se minimizan los errores a nivel de stock, comandas, reservas, etc., lo cual redunda en un servicio fluido al cliente, mejorando así su satisfacción y experiencia.
  • Facilita el acceso a productos directos para encontrar más fácilmente aquellos que son más demandados por los consumidores del local.
  • Permite la gestión de menús combinados y la personalización de los platos.
  • Posibilita, además, el diseño y gestión de los descuentos y ofertas especiales más atrayentes para los usuarios, a la par que rentables para el restaurante.
  • Algunos TPV incluyen funciones de gestión empresarial y recursos humanos.
  • Una gestión de este tipo ayuda a aumentar la rentabilidad del negocio, permitiendo en algunos casos incluso la elaboración automática de estadísticas e informes.
  • Al ser un software muy intuitivo apenas requiere de formación previa, por lo que cualquier persona puede usarlo, prácticamente sin ayuda, en cuanto se familiarice con su funcionamiento básico (esto suele conseguirse en unas pocas horas).

 

5 claves para elegir el mejor TPV

  1. El TPV idóneo será aquel que disponga del mejor enfoque y adaptación posible a las necesidades de nuestro negocio.
  2. Para que sea realmente útil y fácil de utilizar, un TPV debe poderse personalizar al máximo.
  3. Es importante que el TPV que finalmente adquiramos pueda ampliarse en el futuro con nuevas funcionalidades o prestaciones que, aunque ahora no nos parezcan necesarias, es muy probable que sí lo sean en el momento en que nuestro negocio crezca en clientes y/o volumen de trabajo o pretendamos ampliarlo con nuevos servicios.
  4. Es muy práctico que el TPV pueda usarse también desde una tableta electrónica, con el fin de facilitar y hacer más cómodo (y posible desde cualquier lugar) el trabajo de los camareros y resto del personal.

 

New Call-to-action

Volver a la home