Tarta de manzana francesa: origen, preparación y tipos

Por La Menorquina on 23 de junio, 2017

La tarta de manzana es el postre clásico de la cocina francesa por excelencia. De origen un tanto desconocido, muchos atribuyen la existencia de esta delicia de la repostería a un error de cálculo: durante la preparación de un postre con manzanas, un cocinero caramelizó los trozos de frutas por error y, para disimular el fallo, se le ocurrió tapar las manzanas con una masa de hojaldre.

tarta de manzana francesa

Aunque existan referencias escritas anteriores en relación a la receta de la tarta de manzana (en concreto, un libro de cocina inglés del año 1390 titulado The Forme of Cury qau), la receta de la tarta de manzana francesa aparece en 1651 en un libro de François Pierre de La Varenne, un importante cocinero francés. 

 

Ebook gratuito: Tendencias en restauración:  La revolución verde en la hostelería

 

¿Qué es la tarta de manzana típica francesa?

La principal característica de la tarta de manzana francesa clásica es que lleva un relleno de puré de manzana. Existen otras variantes de tartas de manzana al estilo francés, como la también muy conocida tarta tatín, llamada también tarta invertida porque, al contrario de la mayoría de tartas, en el momento de hornearla la masa se encuentra en la parte superior y solo se le da la vuelta en el instante de servirla, aún en caliente.

 

Preparación de la tarta de manzana francesa

La tarta de manzana francesa es un postre frutal muy apreciado porque no sienta nada pesado, destacando además por el agradable y sabroso toque crujiente de su deliciosa masa quebrada que actúa de base. Luego está el aroma: una mezcla francamente exquisita de manzana asada y canela.

Para preparar una tarta de manzana francesa el primer paso es preparar la masa, que será la base de la tarta, tamizando la harina y el azúcar glasé por separado. Luego se incorpora la harina, la mantequilla cortada a dados, el azúcar y el huevo. Con ayuda de una batidora, se mezcla todo y se amasa hasta obtener una base firme.

El segundo paso consiste en preparar el puré de manzana que actuará como relleno de la masa, siendo ésta la característica tan especial y diferencial de este tipo concreto de tarta de manzana. Se trata de trocear las manzanas, añadir canela en polvo y otros ingredientes, como el zumo de limón, colocarlo todo en un molde y hornearlo. El puré de manzana elaborado ha de extenderse sobre la base de la masa, que previamente habremos horneado también.

Se le puede añadir mermelada y decorar al gusto. Los toques originales siempre son bien recibidos por los comensales.

 

Cómo incorporar la tarta de manzana francesa en nuestra carta de postres

La tarta de manzana es un postre con una gran aceptación por gran parte de los clientes de un restaurante. Pero preparada al estilo francés y acompañada por un helado de vainilla o de turrón, de buen seguro que conseguiremos un toque de distinción que hará que nuestra carta de postres gane un plus de calidad y aumente la satisfacción del cliente, nuestro objetivo es diferenciarnos.  

 

New Call-to-action

Volver a la home