Tabla de alimentos y los menús de la revolución verde: descubre sus conexiones

Por La Menorquina on 21 de diciembre, 2016

Es un hecho constatable que ha crecido la preocupación en gran parte de la sociedad por llevar una alimentación sana, que les aporte el número correcto de calorías. Esto afecta muy directamente a los locales de hostelería (restaurantes, bares, cafeterías...), los cuales deben adaptar sus menús a estas nuevas necesidades y existencias de muchos de sus clientes. 

tablas de alimentos

 

Ebook gratuito: La revolución verde en la hostelería

 

Las exigencias actuales de los clientes de los restaurantes

El deseo de muchas personas por llevar una dieta sana que les ayude a mantener un buen estado de salud, así como a contar con las energías necesarias para afrontar con fuerzas suficientes los retos del día a día, ya no es un objetivo restringido solamente a cuando comen en sus casas, sino que se ha extendido también a cuando lo hacen en restaurantes, bares y cafeterías.

En esto tiene mucho que ver la revolución verde, un movimiento que en los últimos años se encuentra en pleno auge.

Los clientes de los locales de hostelería, y muy especialmente de los restaurantes, se caracterizan cada vez más por las siguientes preferencias, que en muchos casos son ya exigencias:

  • Una dieta saludable que no contenga, o lo haga en una cantidad mínima, productos químicos o aditivos.
  • Gusto preferente por los productos de temporada y, a ser posible, de máxima proximidad.
  • Inclinación por ingerir legumbres y hortalizas en una proporción mayor a la proteína animal: es lo que se conoce por flexi vegetarianismo. Un plato de este estilo debería estar compuesto por, aproximadamente, un 80% de alimentos verdes y un 20% de carne o pescado.

Cómo elaborar menús de acuerdo a los nuevos gustos 

La cuestión es que, incluso cuando comen fuera de casa, los seguidores o simpatizantes de la revolución verde no están dispuestos a renunciar a sus parámetros de alimentación y estilo de vida.

Así que el siguiente paso es pensar en: ¿Cómo puede un restaurante o cuaquier negocio de restauración contentar a este tipo de cliente cada vez más numeroso?

Estas son las claves para lograrlo:

  • Cuidando al máximo los menús con alimentos que aporten al organismo nutrientes orgánicos de manera que, en conjunto, proporcionen un aporte energético, mineral y proteico adecuado.
  • En la elaboración de dichos menús se deben tener muy en cuenta la tabla calórica y nutricional de los alimentos. En internet podemos encontrar un sinfín de tablas de alimentos, muchas de ellas en forma de calculadoras nutricionales, la cuales nos pueden aportar todo tipo de información de los alimentos más habituales, además por porciones o gramos. Dicha información se divide en dos grandes grupos: el valor calórico y el nutritivo.
    • Valor calórico. Salvo casos excepcionales, la cantidad de calorías que necesita una persona en su día a día se sitúa entre las 1.500 y las 3.000 calorías, dependiendo de diversos factores como: altura, peso, constitución corporal, sexo, edad o actividad física. Por este motivo, es importante conocer el número de calorías (Kcal) de todos los ingredientes (tanto comidas como bebidas) que componen un menú.
    • Valor nutritivo. Más importante todavía que el número de calorías es conocer el valor nutritivo de los alimentos, tanto a nivel de macronutrientes como de micronutrientes:
      • Macronutrientes. Los macronutrientes son los compuestos que ingeriremos en mayor cantidad, ya que son los que proporcionan la energía necesaria a nuestro organismo en forma de calorías. Existen tres grandes tipos de macronutrientes:
        • Proteínas. Cuya función es crear masa muscular y participar en procesos celulares. Debemos considerar que nuestro ADN está compuesto de proteínas y que estas tienen una función catalizadora, totalmente imprescindible para que las células de nuestro cuerpo realicen correctamente las funciones para las que están programadas.
        • Hidratos de carbono. Son básicos para cuando necesitamos una cantidad de energía extra. En estos casos, nuestro cuerpo almacena los hidratos que tiene acumuladas y lo descompone en azúcares, que son los que suministran energía.
        • Grasas. En su justa medida, las grasas son vitales para el cuerpo humano, puesto que sin ellas nuestro sistema nervioso no puede funcionar correctamente, ni tampoco las membranas celulares. Además, las grasas son fundamentales en la absorción de la mayor parte de vitaminas.
      • Micronutrientes. Pese a que el cuerpo los necesita en cantidades más pequeñas, los micronutrientes son también necesarios para sobrevivir, ya que el cuerpo no es capaz de producirlos por sí mismos. Estos son los tres principales:
        • Vitaminas. Son substancias que el cuerpo necesita para crecer y desarrollarse con normalidad. Existen de varias clases: Vitamina A, B, C, D, E y K.
        • Minerales. Se trata de substancias inorgánicas que nuestro organismo necesita para sobrevivir. Además del carbono, nitrógeno, oxígeno e hidrógeno, presentes en las moléculas orgánicas más comunes, nuestro organismo necesita: calcio, cloro, fósforo, hierro, magnesio, potasio y sodio.
        • Oligoelementos. Son aquellos micronutrientes que nuestro organismo necesita en cantidades muy pequeñas (menos de un 0.05%), pero que, pese ello, siguen siendo imprescindibles para que todas las funciones corporales sean normales. Estos elementos son: boro, cobalto, cromo, cobre, fluoruro, yodo, magneso, moligdeno, senenio y zinc.
  • Dado que cada alimento nos aporta cantidades diferentes de estos componentes, es muy importatante que el profesional que se encarga de la elaboración de los menús de un restaurante conozca perfectamente su composición. Esta es la única manera de cubrir los requerimientos nutricionales y contentar a los clientes partidarios de una dieta equilibrada, como reivindica la revolución verde.

Finalmente, indicar que en los menús es importante darle un mayor protagonismos a las verduras, hortalizas, así como a los productos de mercado y proximidad. 

 

New Call-to-action

Volver a la home