Segmentación de clientes: una cuestión básica para tu restaurante

Por La Menorquina on 17 de septiembre, 2016

Una de las cuestiones que debemos plantearnos, en primer lugar, a la hora de poner en marcha cualquier negocio de hostelería es tener muy claro hacia dónde queremos enfocar la oferta de nuestros productos y servicios. Realizar una segmentación apropiada de nuestro posible cliente es fundamental para poder ofrecerle una oferta acorde a sus necesidades en tipo de comida, precios, características del local, servicios, etc. 

 

segmentación de clientes

 

Ebook gratuito: Marketing para restaurantes y hostelería

 

Tipos de segmentación 

Nuestro restaurante debe estar enfocado a la atracción y posterior satisfacción de un tipo de cliente más o menos específico para fidelizarlo y lograr que nos recomiende. Si bien es aconsejable llegar a un tipo de clientela lo más amplia posible, con el fin de no restringir en exceso nuestro target, sí que debemos tener claro un perfil tipo de nuestro local, puesto que, obviamente, no es posible contentar a todo el mundo con el mismo tipo de producto o estilo de servicio.

 

Las variables más utilizadas

Las clasificaciones de clientes más utilizadas en el contexto de un restaurante son básicamente estas cuatro:

  • Segmentación por nivel de ingresos. Es posible que esta sea el tipo de segmentación más determinante, ya que va a influir en todos los aspectos del local: materias primas, tipos de platos, decoración, fijación de precios, etc. La ubicación geográfica del restaurante es un factor de gran influencia en esta segmentación, aunque no la única. 
  • Segmentación por edades. En este caso podemos distinguir entre cinco grupos de edades: mercado infantil (suelen ir acompañados de sus padres y sus gustos gastronómicos son sencillos y limitados: hamburguesas, pizzas, patatas fritas, pastas); mercado de adolescentes (tienen mayor independencia y se decantan también por hamburguesas y pizzas); mercado de personas jóvenes (este grupo estaría formado sobre todo por estudiantes con bajo poder adquisitivo); mercado de adultos (se trataría de un segmento amplio, de 26 a 65 años, con una mayor capacidad de gastos y que frecuentan restaurantes más tradicionales, a la carta) y mercado de personas mayores (grupo compuesto por clientes de más de 65 años que muchas veces van acompañados de sus hijos o nietos y consumen productos más ligeros y dietéticos).
  • Segmentación por sexos. Aunque no existen grandes diferencias entre sexos en lo que a tipo de productos se refiere, sí influye en la ubicación y algunos aspectos de la decoración. Por ejemplo, a las mujeres les gusta frecuentar los establecimientos situados en zonas comerciales y con una decoración de colores suaves y luminosos.
  • Segmentación por nacionalidades. En un país como España, con mucho turismo, puede ser un buena estrategia de negocio poner en marcha un restaurante especializado en los productos y gustos típicos de una o varias nacionalidades concretas. 

 

Cómo realizar una segmentación de mercado

Las cámaras de comercio y las consultorías especializadas nos pueden ofrecer asesoramiento y ayuda profesional a la hora de segmentar  el mercado y determinar qué tipo de público objetivo o target nos puede garantizar unas mayores posibilidades de éxito y una rentabilidad más elevada.

Pero también podemos hacer una investigación por nuestra cuenta acudiendo a estudios y datos de organismos como el Instituto Nacional de Estadística, por medio de la observación directa, o bien realizando pequeñas encuestas y reuniones con expertos, profesionales del sector o, simplemente, grupos de consumidores. 

 

New Call-to-action

Volver a la home