¿Sabes adaptar los postres para las personas con alergia al gluten?

Por La Menorquina on 24 de octubre, 2015

Se calcula que en España hay 400.000 personas intolerantes al gluten, y es por ese motivo que cada vez son más los restaurantes que disponen de postres exclusivamente para este tipo de alergia. En este post te explicaremos qué productos no son aptos para los intolerantes al gluten y otros consejos muy importantes que debes tener en cuenta. 

Recordemos que el gluten es una proteína que encontramos en cereales como el trigo, la cebada, el centeno y la avena. Como ves, todos son cereales muy comunes en los alimentos que ingerimos diariamente. Si para la elaboración de un producto se han usado harinas, almidones, féculas, sémolas o derivados de los cereales que te hemos mencionado, ya no serán aptos para el consumo de las personas con este tipo de alergia. 

adaptar postres

Ebook gratuito: Cómo Aumentar la Rentabilidad de tu Restaurante

Disponer de postres para celíacos es una gran oportunidad para el sector hostelero y una manera de sensibilizarse ante esta población que no tolera el gluten. 

Reúnete con tu repostero y toma nota de los productos libres de gluten con los que puedes elaborar esos dulces tan irresistibles que se han convertido en marca de tu casa:

  • Leche y derivados (quesos, quesos de untar sin sabores, requesón, nata, yogures naturales, cuajada)

  • Huevos.

  • Frutas.

  • Azúcar y miel.

  • Aceites y mantequillas.

  • Frutos secos crudos.

  • Café en grano o molido, infusiones y refrescos de naranja, limón y cola.

  • Arroz, maíz, tapioca y sus derivados.

  • Vinos y bebidas espumosas.

  • Verduras, hortalizas y tubérculos.

  • Sal, vinagre de vino, especias en rama, en grano y todas las naturales.

Los productos que nunca debes utilizar para elaborar estos postres especiales son harina de trigo, cebada, centeno, pasta alimentaria, higos secos, bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales, y productos manufacturados que tengan en su composición cualquiera de las harinas anteriores.

Además, los alimentos que no contienen gluten pueden quedar contaminados si durante su proceso de elaboración han entrado en contacto con otros donde si está presente este ingrediente. Es lo que se conoce como contaminación cruzada. Por eso hay que prestar un gran cuidado a la manipulación de utensilios o guantes de cocina para que unos y otros no se relacionen. Por este motivo, se tiene que evitar mezclar su preparación con alimentos como los embutidos, los patés, los quesos fundidos de untar, las conservas de carne y de pescado en salsa, los sucedáneos de café, chocolate y cacao, los frutos secos tostados o fritos con harina y sal.

Teniendo en cuenta qué ingredientes se pueden consumir y cuáles no, tu carta de postres podría incluir, por ejemplo, una riquísima tarta de fresas frescas, unos buñuelos rellenos de una deliciosa y suave nata, un bizcocho tradicional como el de la abuela, siempre utilizando las versiones especiales sin gluten, o unas trufas de chocolate que encandilarán hasta a los menos chocolateros. Y todos ellos, son dulces aptos para personas alérgicas al gluten.

Por lo tanto, preguntar a tus clientes si son alérgicos al gluten, infórmarles de los postres seleccionados para ellos o elaborar una carta de postres exclusiva para este tipo de clientes puede ser de gran ayuda. Cuanta más información facilites sobre los ingredientes, más favoreceras el que tus comensales tomen sus decisiones con total confianza y salgan satisfechos de tu restaurante.

Todos nos merecemos disfrutar de un saludable y sabroso postre como colofón a nuestras comidas o cenas, pero siempre con todas las garantías para nuestra salud.

 

Post relacionados.

New Call-to-action

Volver a la home