Revolución verde: mucho más que una moda pasajera

Por La Menorquina on 21 de julio, 2016

Aunque siempre ha existido una preocupación social por los hábitos de vida saludables, siendo el eje principal una alimentación sana, lo cierto es que en los últimos años se está produciendo, sobre todo en el seno de los países social y económicamente más desarrollados, un incremento notable de la preocupación por esta cuestión. El fenómeno es tan importante que se le ha bautizado como una nueva revolución verde

 

¿En qué consiste la revolución verde?

El origen de esta tendencia por llevar una vida saludable, basada sobre todo en la dieta sana y el ejercicio físico, se encuentra en la preocupación por la salud física y mental. La mayoría de personas ya no aspiran solamente a vivir muchos años, sino a hacerlo en unas buenas condiciones de salud, tanto en el plano orgánico como psicológico, que les permitan disfrutar plenamente de los placeres de la vida: tener autonomía, relacionarse normalmente con los demás, divertirse, viajar...

A la alimentación saludable y el ejercicio físico adaptado a la edad y circunstancias personales de cada cual, los practicantes de este nuevo estilo de vida suelen sumarle la eliminación de prácticas nocivas como el tabaquismo o la moderación del consumo de bebidas alcohólicas.  

revolucion verde

 

Ebook gratuito: La revolución verde en la hostelería

 

La alimentación "verde"

En este contexto de aspiración por una vida sana, que va más allá de una simple moda pasajera, la alimentación "verde" no significa ingerir verduras únicamente. Es un concepto más extenso que implica el deseo de adquirir e ingerir alimentos saludables, variables y atractivos, adaptados a las necesidades individuales de cada persona, pero siempre con un objetivo en el horizonte: llevar una vida saludable desde una concepción global e integral.

Muchas personas están cambiando sus hábitos alimentarios con el fin conseguir objetivos tan positivos como:

  • Estar en forma y sentirse bien tanto por dentro como por fuera, evitando el sobrepeso o el envejecimiento prematuro.
  • Prevenir enfermedades potencialmente muy peligrosas como las cardiovasculares.
  • Priorizar los alimentos excesivamente manipulados como los preparados y, en general, todos aquellos que lleven conservantes o grasas oxigenadas y saturadas.

Los efectos positivos de este fenómeno

Son muchos los estudios que demuestran que la combinación de una dieta equilibrada, donde se limite el consumo de grasas y de productos de bollería industrial, ayuda a reducir el colesterol negativo y, por lo tanto, se minimiza el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Si a una alimentación sana le sumamos el ejercicio físico y le restamos los efectos del trabajo y del alcohol en exceso, las posiblidades de tener y mantener un buen estado de salud general aumentan considerablemente.

¿Significa esto que la revolución verde es siempre positiva? En principio sí, salvo que caigamos en los extremos (que nunca son buenos). Por ejemplo, se han producido casos de problemas de salud en personas que han seguido por mucho tiempo una dieta macrobiótica estricta, la cual rechaza todo tipo de alimentos refinados o procesados.     

 

La revolución verde y la hostelería

Los restaurantes, bares y hoteles no pueden cerrar los ojos a esta creciente y cada vez más masiva preocupación por lo sano. De ahí que tengan que elaborar menús más sanos y variados y proporcionar información a sus clientes sobre los ingredientes y valores nutricionales de los alimentos que ofrecen.

 

New Call-to-action

 

Volver a la home