Restaurantes que admiten perros:¿una buena estrategia de marketing?

Por La Menorquina on 27 de abril, 2017

Hasta hace poco tiempo, los únicos perros que podía entrar en un restaurante eran los perros guías que acompañan a personas invidentes. Sin embargo, cada vez son más los restaurantes que admiten perros, así como bares cafeterías y hasta hoteles que permiten la estancia de mascotas tanto en el exterior (terrazas) como en el interior del local. 

restaurantes que admiten perros

 

Ebook gratuito: Cómo Aumentar la Rentabilidad de tu Restaurante

 

Como saber qué restaurantes permiten la entrada a perros

En ciudades grandes como Barcelona o Madrid es fácil encontrar restaurantes y bares donde disfrutar de una comida o toma una copa en compañía de nuestro perro. Algunos ejemplos son: Garage Beer Co, Can Solé o Bar Calders en la ciudad condal o Tekoe Madrid, Maricastaña Bar & Kitchen en la capital.

Así mismo, existen webs como Sr. Perro o Mascostas Bienvenidas donde puedes buscar locales de restauración abiertos a la admisión de perros y otras mascotas clasificados por ciudades. Normalmente, estos sitios no se diferencian demasiado de los que no admiten animales, salvo porque suelen tener más espacio entre las mesas para la comodidad de los clientes y sus mascotas.

 

La admisión de mascotas como estrategia de marketing

Si regentamos un restaurante o un hotel es muy posible que nos asalten dudas en relación a si nos puede resultar conveniente, beneficioso y, sobre todo, rentable permitir la libre entrada de perros y otras mascotas. Se trata de una decisión que, en cierto sentido, supone una transgresión de la norma habitual, que no es otra que no permitir la entrada de animales al interior del local, y esto implica una serie de ventajas e inconvenientes, como veremos a continuación:

Las ventajas de permitir animales en un local de hostelería

  • Obviamente, atraeremos a clientes interesados en salir a comer o tomar algo con sus mascotas.
  • También podemos atraer a curiosos y personas, que sin tener perros, les gusta su compañía.
  • Un local de estas características nos va a aportar un plus de originalidad y de factor diferencial.
  • Un restaurante que admita animales automáticamente va a asociarse a valores de moda, seguidos y vistos de forma positiva por una gran parte de la sociedad como: el respeto por los animales, el ecologismo o la defensa de la naturaleza y el medio ambiente.
  • La presencia de animales nos puede ayudar a crear un ambiente más desenfadado y divertido.

Los contras de poner un cartel de "se admiten perros"

  • La otra cara de la moneda es que podemos provocar el rechazo, y por lo tanto que no nos visiten, de aquellos personas con alergia a las mascotas o que, simplemente, no les gusten los animales.
  • Tendremos que extremar las medidas higiénicas.
  • Corremos el peligro de que se produzca un deterioro más rápido de los muebles y las instalaciones.

En resumen, poner en marcha un restaurante, bar u hotel que admita perros u otras mascotas no dejar de ser una estrategia de especialización, que nos va a facilitar la entrada de dueños de perros o amantes de los animales pero, en contrapartida, también puede provocar el rechazo entre las personas poco amigas de las mascotas. 

 

New Call-to-action

Volver a la home