Restaurante vintage: una opción de decoración elegante, glaumorosa y con un punto chic

Por La Menorquina on 14 de junio, 2016

 

Últimamente se habla mucho de moda vintage o de estilo de decoración vintage. Pero, ¿qué es exactamente? Se trata de un estilo inspirado en los años 30 ó 40 que, con inusitada rapidez y fuerza, ha penetrado intensamente en todos los ámbitos del diseño, la moda y la decoración tanto de hogares como de locales de todo tipo, en especial restaurantes y hoteles.

El estilo vintage se refiere a antiguo. Pero con la particularidad de que se suele combinar elementos de otras épocas (ya sean originales o imitaciones) con detalles modernos, lo que confiere al ambiente "chic", generalmente muy apreciado, porque aporta colorido, optimismo y un ambiente desenfadado, divertido y con estilo propio.

En el estilo vintage abundan los colores pasteles y blancos, tanto en ropa y complementos (en el caso de la moda), como en muebles y otros elementos decorativos (espejos, lámparas, cuadros...). Esta prevalencia de los tonos luminosos ayuda a crear una atmósfera "sana", llena de color, luminosidad y vitalidad que, sin duda, ayuda a proyectar sinergias positivas en el entorno y en las personas (amigos, clientes..) que visiten un local vintage.

 

Clica aquí para recibir la visita de un asesor comercial  y aumentar la rentabilidad de tu restaurante

 

5 tips para decorar un restaurante al estilo vintage

1. Mezclar muebles de época con muebles nuevos inspirados en tiempos pasados

O lo que es lo mismo, incoporar en el local tanto aunténticas antigüedades con muebles nuevos inspirados en otra época. De esta forma se mezcla lo vintage, con lo retro y con lo chic, consiguiendo decoraciones originales que sirven para transportar al cliente a una entorno diferente, donde lo antiguo y lo moderno se entremezclan.El objetivo es que el cliente, además de comer bien, durante el tiempo que permanezca en nuestro restaurante disfrute de una experiencia realmente única y diferente.

restaurante_vintage.jpg

2. Apostar por lo ecléctico y la fusión de estilos

Un restaurante o un bar vintage deben caracterizarse por conformar un ambiente ecléctico, donde se combinen estilos y en el que abunden, por ejemplo, sillas de diferentes estilos, materiales y colores, incluso colocados alrededor de una misma mesa. El estilo vintage no deja de ser un homenaje a la diversidad, donde se reinvidica lo diferente y lo original.

 

3. Mantener una misma temática

Toda esta diversidad de la que estamos hablando debe enmarcarse en una misma línea temática: por ejemplo, las películas antiguas o la cultura colonial. De esta forma, le daremos una uniformidad y un orden a ese pequeño "caos" que puede suponer la mezcla de estilo. Es la mejor manera de que nuestro restaurante sea fácilmente identificable y recordado, ganando un plus extra de personalidad propia.

 

4. Otorgar mucho valor a los detalles

Una lámpara, un reloj de pared o una alfombra, siempre que sean especiales y se salgan de la línea estándar, pueden dar ese toque de distinción vintage a nuestro restaurante que lo haga diferente y donde nuestros clientes se sientan gratamente soprendidos.

 

5. No olvidar los "mandamientos" vintage

Podemos ser todos lo originales que queramos, pero si nuestro objetivo es tener un restaurante que se le reconozca como vintage es fundamental que sigamos algunas cuestiones que nos identifiquen claramente dentero de este estilo como los colores blancos, la referencias a la moda e iconos preferiblemente de los años 30, 40 ó 50, el uso de pequeñas piezas y el reciclaje.

La decoración de un local hostelería no es cuestión menor, sino que se encuentra al mismo nivel (al menos) que los productos que se sirven o el trato dispensado, a la hora de conseguir la mejor experiencia para el cliente y su plena satisfacción.

 

 decoración

Volver a la home