Respostería sana: sus principales claves

Por La Menorquina on 28 de mayo, 2016

Relacionar repostería con mala alimentación es una costumbre tan extendida como injusta puesto que, hoy en día, existen una gran cantidad de postres que no van a perjudicar nuestra dieta ni nuestra salud, con un número de calorías aceptable y una cuestión aún más importante: confeccionadas con unos ingredientes totalmente aptos para personas con alergias

La repostería también es sana y a prueba de alergias

Cada vez hay más personas que sufren alguna intolerancia o alergia alimentaria, siendo las más comunes las que son intolerantes al gluten o a la lactosa. En el primer caso, el alimento prohibido para estas personas es el gluten del trigo y otros cereales, mientras que en el segundo el problema está en la leche y sus derivados: yogur, queso... Si ingieren algunos de los alimentos a los que son alérgicos o intolerantes, estas personas pueden sufrir desde leves molestias de estómago a problemas más graves como vómitos o diarreas agudas que pueden llegar a precisar hasta un ingreso hospitalario.

reposteria sana

 

Guía Gratuita: La carta de postres, cómo configurarla y hacerla rentable

 

Pero ser alérgico no significa tener que quedarse sin postre. La solución se encuentra en cambiar el ingrediente problemático con alguna alternativa viable, ya sea un sucedáneo o sustituirlo por otro. Por ejemplo, para hacer una sabrosa tarta de chocolate, no es necesario utilizar leche de vaca ni tampoco huevos. Con ingredientes alternativos como la almendra, avena, chocolate o fresa se puede conseguir un rico postre totalmente apto para los intolerantes a la lactosa.

Otros ejemplos de postres aptos para alérgicos serían:

  • Crêpes elaborados con harina de teff.
  • Coulant de chocolate con una mezcla de arroz y maíz.
  • Bizcochos hechos con mijo, quinoa o maíz tostado.

Las harinas sin gluten

En realidad, las existencias de harinas sin gluten, para cuya elaboración se emplean mijo, sorgo, maíz tostado, teff y quinoa, hacen posible a las personas celíacas (con alergia al gluten) poder comer una gran variedad de postres, incluyendo pasteles y tartas.

Este tipo de harinas sin gluten tienen la ventaja añadida de contener hasta un 20% más de proteínas y un 30% más de vitamina y, además, aportan sabores muy interesantes y novedosos. 

Las alergias e intolerancias alimentarias están a la orden del día. Solamente al gluten, encontramos que en España hay diagnosticadas 1 de cada 100 personas, mientras que los sensibles a esta proteína que forma parte del trigo, la cebada, el centeno y la avena son muchos más: un 10% según diversas estimaciones. También los diabéticos deben controlar rigurosamente la cantidad de azúcar que toman. Dada la gran frecuencia de este problema, deberían ofertarse en la carta de todos los restaurantes.

Además, estos postres alternativos suelen ser tan sabrosos y sanos que suelen ser muy bien valorados no solo por las personas con algún problema de alergias o diabéticos, sino también por el resto de consumidores, aunque no tengan ningún problema de salud que les impida comer determinados alimentos. En definitiva, los postres anti-alérgicos incluidos en una carta de postres seguro que también van a ser pedidos y compartidos por todo tipo de comensales.  

 

New Call-to-action

Volver a la home