Conocer el valor calórico de los alimentos y cómo añadirlos en tu menú

Por La Menorquina on 11 de noviembre, 2016

A la cantidad de energía que puede proporcionar un alimento al quemarse en presencia de oxígeno se le conoce como valor calórico de los alimentos. La medida que se utiliza para calcular esta energía es la cantidad de calor necesario para aumentar un grado la temperatura de un gramo de agua. A dicha medida se la conoce como caloría.

En este post te ayudamos a saber cuantas calorías aportará a nuestro cliente para poder elaborar el menú que no lo supere. 

valor calorico de los alimentos

Como el valor resultante de esta forma de medir las calorías es muy pequeño, a efectos prácticos en el campo de la nutrición se utiliza la kilocaloría (Kcal), que es igual a 1.000 calorías. Si bien es cierto que comúnmente se dice que un determinado alimento tiene, por ejemplo, 100 calorías, en realidad lo correcto sería señalar que tiene 100 kilocalorías (Kcal) por cada 100 gramos de peso (en crudo y descontando huesos o espinas, ya que sólo se contabiliza la parte comestible).

 

Clica aquí para recibir la visita de un asesor comercial  y aumentar la rentabilidad de tu restaurante

 

Las calorías de los alimentos son totalmente necesarias para mantenernos vivos

Los alimentos nos proporcionan, por lo tanto, energía para mantener nuestra actividad diaria tanto si estamos en reposo como si realizamos alguna actividad física:

  • Tasa de metabolismo basal (TMB). Es la cantidad mínima necesaria para mantener las constantes vitales (respiración, ritmo cardiaco) del organismo en reposo. Normalmente, la mayor parte de calorías que ingerimos con los alimentos se consumen con la tasa metabólica, la cual depende de muchos factores: peso corporal, relación entre tejido magro y graso, edad y sexo, entre otros. Los niños tienen una TMB muy alta y está se va reduciendo a medida que vamos cumpliendo años. Con el siguiente recurso de Internet puedes calcular automáticamente la TMB con solo introducir tu peso, altura, sexo y edad. 
  • Gasto energético en movimiento. Si en vez de estar en reposo desarrollamos algún tipo de actividad física (trabajar, correr, practicar deporte) nuestras necesidades energéticas aumentan. Se pueden dar un sinfín de variaciones en función de la actividad realizada y su frecuencia, pero lo cierto es que pueden llegar a alcanzarse picos de hasta cincuenta veces la energía consumida en reposo. Esta tabla nos puede dar una referencia aproximada de la variación producida por diferentes actividades físicas en relación a la tasa de metabolismo basal.

¿Cómo elaborar menús equilibrados teniendo en cuenta la energía aportada por cada alimento?

Para calcular la energía que nos aporta cada plato debemos tener en cuenta, sobre todo, los macronutrientes de los distintos alimentos o ingredientes que lo componen. Cada gramo de proteínas y de hidratos de carbono tiene 4 kcal, mientras que las grasas suman 9 kcal, por eso es importante no utilizarlas en exceso. En función de esta base, las tablas calóricas calculan el valor energético y nutricional de cualquier alimento.

Teniendo en cuenta estos datos, los restaurantes deben esforzarse por elaborar menús y tener una oferta de alimentos equilibrada, sin caer en el exceso de calorías y, sobre todo, de grasas. Esto es beneficioso para todos, ya que los clientes, especialmente desde el auge de la llamada revolución verde, demandan cada vez mas un tipo de comida saludable y equilibrada cuando comen fuera de casa, con abundancia de verduras y legumbres y productos naturales y locales.

 

revolucion verde

Volver a la home