¿Qué nombre de restaurante poner a tu negocio?

Por La Menorquina on 4 de agosto, 2017

La elección del nombre de nuestro propio restaurante no es un tema sin importancia, ya que marcará la identidad del mismo durante toda su existencia. El nombre tiene una gran repercusión en el devenir de un negocio de restauración, ya que de la misma manera como uno malsonante puede hundirlo, uno atractivo puede enriquecerlo. A continuación, descubriremos en este artículo lo más destacado que tenemos que tener en cuenta a la hora de nombrar a nuestro propio negocio gastronómico.

nombres de restaurantes

Un nombre de restaurante con identidad

El mejor nombre para nuestro restaurante será aquél que esté relacionado con nuestra propia personalidad o nuestra afición más apasionada. Un ejemplo muy claro sobre esto es ponerle el nombre de una ciudad donde nuestro equipo favorito haya ganado un trofeo importante. "Restaurante Wembley" o "Restaurante Berlín" serán buenos nombres para un aficionado del Barcelona o "Restaurante Cardiff" o "Restaurante Lisboa" para uno del Real Madrid.

 

Ebook gratuito: La gestión de restaurantes: modelos competencias y claves para  su éxito

 

Un nombre de restaurante étnico

Si nuestro restaurante ofrece a los comensales platos de una región determinada, una buena manera de llamarlo es con el gentilicio de la zona o con un nombre en la lengua propia del lugar. Por ejemplo, según esta idea, un restaurante chino tendrá un nombre en lengua china y uno alemán tendrá uno que nos evoque a Alemania.

 

Un nombre de restaurante que enganche

Una de las mejores formas de encontrar una manera de llamar a nuestro restaurante es escogiendo un nombre que se pueda cantar. Seguro que si alguna vez hemos acudido al Mercadona, habremos escuchado la canción que suena en el local. Pues eso mismo tenemos que hacer con el nombre de nuestro restaurante.

 

Un nombre de restaurante original y que no esté registrado

Cuando hayamos elegido el nombre que va a identificar a nuestro local de restauración lo siguiente que deberemos hacer es acudir a la Oficina de Patentes y Marcas y comprobar que el nombre que hemos escogido no se encuentra en el registro. En el caso que lo podamos registrar, ya podemos iniciar los trámites para hacerlo y contar así con la propiedad jurídica sobre el asunto e impedir que nadie nos pueda quitar la idea.

La elección del nombre de nuestro negocio gastronómico es una decisión trascendente, ya que acertar es básico para calar en la mente de nuestros clientes.

Gracias a las recomendaciones de este artículo, seremos capaces de poner el mejor nombre de restaurante al nuestro propio y lograr que todas las mesas estén llenas todos los días de servicio.

 

New Call-to-action

Volver a la home