¿Qué determina el valor nutritivo de cada alimento?

Por La Menorquina on 23 de diciembre, 2016

Las obligaciones laborales y de estudios nos obliga a comer cada vez más fuera de casa. Pero no vale con comer cualquier cosa, puesto que para mantener un buen estado de salud, el ser humano necesita consumir diariamente una determinada cantidad de energía en forma de calorías o kilocalorías (entre 1.500 y 3.000 en personas adultas, aunque depende de múltiples factores) y de unos 50 nutrientes que se encuentran en los diversos alimentos.


valor nutritivo

Todo ello implica que los locales de hostelería tengan que procurar elaborar unos menús con el valor nutricional adecuado, que son los macro y micronutrientes de los distintos alimentos.

 

Ebook gratuito: La revolución verde en la hostelería

 

Cómo elaborar de menús de acuerdo a su valor nutricional

Es importante tener muy claro que, por encima de cualquier otra consideración, los alimentos son auténticos almacenes de nutrientes, los cuales pueden ser de origen animal, vegetal, sólido, líquido. Cuando los ingerimos, estos alimentos nos aportan, entre otras cosas, lo siguiente:

  • Materiales que le sirven al organismo para producir movimiento, calor o cualquier otra forma de energía. De hecho, las personas necesitamos un aporte continuo de energía para poder llevar a cabo tanto nuestras necesidades fisiológicas o basales (respiración, circulacion sanguínea...) como las actividades diarias (correr, andar, trabajar...)
  • Elementos necesarios para crecimiento y la regeneración de células y tejidos.
  • Las sustancias necesarias para la regulación de los procesos de producción de energía.

En base a todo ello, para elaborar un menú de restaurante, bar o cafetería teniendo en cuenta el valor nutricional de los alimentos es necesario seguir una hoja de ruta con dos puntos fundamentales:

  1. Informarse de la composición nutricional de los alimentos y, sobre todo, de los diferentes grupos en que estos se clasifican, Se trata de una información básica para poder combinar los ingredientes y elementos de los distintos platos de manera que nos aporten, de forma equilibrada, las sustancias que necesitamos para llevar una vida plena y saludable.
  2. En base a dicha información previa, se debe calcular, con la máxima exactitud posible, el valor nutritivo de los alimentos que configurarán las diversas propuestas de nuestro restaurante, atendiendo a factores tales como:
    • La aportación energética de cada uno de ellos.
    • Proporción de macro y micronutrientes: carbohidratos, proteínas, lípidos o grasas, minerales, vitaminas, agua, sodio, etc.
    • La capacidad de asimilación de cada alimento. Esta es una cuestión que varía en cada persona, y hay que tener en cuenta factores como: funcionamiento del metabolismo, enfermedades, alergias o estado del sistema inmunitario.

La principal herramienta para conseguir y calcula toda esta información son las tablas de los alimentos que la ley obliga a colocar en los envoltorios y que también podemos encontrar fácilmente en Internet. Dichas tablas nos pueden proporcionar una idea aproximada del valor calórico y nutricional de los alimentos, que normalmente viene expresado en porciones de 100 gramos.

 

¿Existen alimentos con un mejor valor nutricional?

Debemos tener claro que, en principio, no hay alimentos buenos y malos. Todos ellos (salvo que tengamos alguna enfermedad que lo contraindique) pueden aportarnos elementos necesarios para nuestra salud. Sin embargo, sí que es cierto que el valor nutricional de un alimento es mayor cuanto más se aproxime a su estado natural, es decir, tal como lo encontraríamos en la naturaleza.

Por ello, en la elaboración de menús no se debe abusar de alimentos que contengan demasiados productos químicos, conservantes, aditivos o azúcares añadidos.

 

New Call-to-action

Volver a la home