Postres para el verano: conoce las últimas tendencias

Por La Menorquina on 29 de junio, 2017

La carta de postres de un restaurante, como ocurre con los platos principales, es conveniente que tenga una rotación de carácter estacional por diversas razones: en primer lugar, para evitar que el cliente habitual pueda llegar a cansarse de las mismas propuestas. Por otro lado, los cambios en la carta son fundamentales para sorprender al cliente, siempre buscamos la innovación y la originalidad. Pero hay otra razón también muy importante y es que es evidente que las distintas épocas del año, con sus fuertes contrastes de temperatura, hacen que nos apetezcan alimentos muy diferentes.

postres para el verano

 

Ebook gratuito: Marketing para restaurantes y hostelería

 

El verano es época de postres más refrescantes y livianos

No estamos descubriendo nada nuevo al afirmar que en verano apetecen las comidas frescas y ligeras, y los postres no tienen por qué ser una excepción. Con la característica común de seguir siempre estas premisas, podemos dividir las últimas tendencias de las cartas de postres en dos tipos: las propuestas sencillas y clásicas y las más innovadoras y sofisticadas.

Propuestas sencillas de postres de verano

Los postres sencillos elaborados con yogur, helado, fruta, y la mayoría de veces por una mezcla de estos ingredientes, están muy de moda en la carta de postres de todo tipo de restaurantes. Veamos algunos ejemplos:

  1. Helado de yogur con frutas. Un plato sencillo, nutritivo y muy digestivo que, además, nos ayuda a fortalecer los huesos.
  2. Galletas con helado. Otra receta clásica que, aportando algún toque original como podría ser un sabor del helado diferente o una textura de la galleta un poco distinta, puede ser introducido con éxito en la carta de cualquier restaurante.
  3. Crema fría de mango. Un postre ideal para que los niños, y también las personas de cualquier edad, finalicen las comidas con el sanísimo hábito de comer fruta.
  4. Tarta de frutas. Los pastelitos a base de frutas se están imponiendo como tendencia por ser saludables, riquísimos y porque entran por la vista, ya que tienen una estética muy agradable.

Ideas de postres más sofisticadas

En ocasiones, para complementar las propuestas sencillas los restaurantes de mayor categoría suelen optar por incluir postres con un mayor nivel de sofisticación, tanto en la preparación como en su presentación:

  1. Reinterpretación de tartas clásicas. Por ejemplo, la clásica selva negra pero con toques originales en sus ingredientes y presentación, como puede ser la nata, las amarenas o lo griottes en almíbar.
  2. Ensalada de frutas crujientes. Atrevida propuesta que convierte la ensalada en postre mezclando merengue y frutas deshidratadas.
  3. Tacos dulces. Otra tendencia en postres es reconvertir la idea "salada" del taco mexicano en una propuesta dulce. La fajita se substituye por un bizcocho que el comensal puede rellenar a su gusto de chocolate, nata, crema y otras delicias dulces. 
  4. Mezclas atrevidas. Son muchos los restaurantes que se atreven con la elaboración de postres con mezclas tan variadas y estimulantes como: bizcocho de remolacha, gelatina de rosa, polvo de helado o remolacha.

Estas son algunas las principales tendencias de la llamada cocina dulce, cuyo altísimo nivel está provocando que los postres estén dejando de ser un elemento secundario dentro de la carta de cualquier restaurante, lo que supone un nuevo reto para la hostelería: crear cartas de postres que estén, al menos, al mismo nivel de calidad que los primeros y segundos platos.

 
New Call-to-action
Volver a la home