Postres de restaurante para querer dar la vuelta al mundo

Por La Menorquina on 21 de octubre, 2015

Los postres de tu restaurante pueden convertirse en el incentivo que más atraiga a los clientes si ofreces más variedad e incorporas a tu carta de dulces algunos que sean típicos de otros lugares del mundo. Propon a tus comensales hacer una ruta gastronómica sin moverse del restaurante para degustar postres de culturas diferentes. 

En este post, viajamos hasta Japón y Rusia para descubrir sus postres más tentadores y sorprendentes: 

Daifuku. Es un postre típico japonés que se presenta en forma de un pequeño pastel de arroz glutinoso, llamado mochi, con un relleno dulce conocido como anko. Se cubre con una fina capa de almidón de maíz o incluso azúcar glas para que no se peguen entre sí una vez elaborados, ni tampoco a los dedos del comensal. Podemos encontrar variedades que llevan piezas de fruta, mezcla de fruta y anko, o pasta de melón triturado.

Dorayaki. Este dulce tradicional japonés quizá te resulte familiar por aparecer en algunas series de animación japonesa. Son unos panqueques rellenos de anko, una pasta de judía dulce, pero se puede sustituir por chocolate o mermelada. En la página web de Only Sushi, servicio por encargo de comida japonesa, podrás ver este postre junto con las diferentes versiones de dulce de mochi.

postres de restaurante

Clica aquí para recibir la visita de un asesor comercial  y aumentar la rentabilidad de tu restaurante

Taiyaki. Son pastelitos rellenos de anko con forma de pescado. Para elaborarlos, se necesita un molde específico que les dotará de su reconocido acabado.

postres de restaurante

Matcha mochi. Son otro tipo de pastelitos elaborados con arroz y té verde. Como es habitual dentro de los postres japoneses, su relleno más tradicional es el anko, pero admiten versiones con chocolate, fruta o mermelada. El restaurante Soy del chef Pedro Espina, en la Calle de Viriato en Madrid, ofrece gastronomía japonesa y el mochi, es uno de los dulces que podrás encontrar publicados en su página de Facebook.

Si entre tus comensales hay clientes muy golosos, estarán encantados si incluyes en tu carta alguna de las propuestas de la cocina rusa de las que vamos a hablarte a continuación: 

Syrok v shokolade. Son pequeños trocitos de masa dulce y fina de requesón que se bañan en chocolate. También hay variedades de dulce de leche, coco o mermelada.

Pirozhkí y pirogí. Son el nombre de unas famosas empanadas que se rellenan con mermelada, requesón o albaricoques.

postres de restaurante

Vatrushka. Otro tipo de empanadillas redondas y abiertas que se elaboran con requesón dulce o mermelada.

Priániki. Su nombre proviene del adjetivo "priany" que significa dulzón, aromático y son una de las golosinas más antiguas de Rusia. Se trata de unos dulces de miel y especias elaborados con harina de centeno, a las que se incorporan nueces, pasas o jalea. También los podemos encontrar de chocolate o rellenos de mermeladas.

Si no quieres ser demasiado transgresor con tus propuestas, puedes probar con sus famosos blini, crêpes que se sirven con mantequilla, smetana o nata agria, mermelada, miel, requesón dulce, manzana o fresas. En la página web de Las noches de Moscú, un restaurante ubicado en la Calle del Marqués de Santa Ana en Madrid, y especializado en gastronomía rusa, podrás disfrutar viendo el emplatado de unos blinis con chocolate y naranja o unos de chantilly y fresas

postres de restaurante

En Rusia, el postre siempre va acompañado de un café o té. Así que sugiere a tus comensales seguir las costumbres rusas e incluye un dulce que vaya servido conjuntamente a una de estas bebidas.

Prueba con una tapa de dulces con pequeños bocados llegados de estas zonas del mundo, o desarrolla una jornada gastronómica donde los postres que ofrezca tu restaurante sean especialidades de un país en concreto. ¿Qué cliente será capaz de resistirse?

 

Post relacionados.

aumentar ticket medio

Volver a la home