¿Por qué incluir postres para celíacos en la carta?

Por La Menorquina on 15 de enero, 2016

 

Postres_para_celiacosA la hora de elaborar una carta tenemos que cuidar el diseño, escoger la oferta que vamos a incluir, elegir nombres sugerentes y añadir los precios. También será el momento de decidir si, más allá de seducir con platos sorprendentes y deliciosos, vamos a satisfacer necesidades especiales de los clientes. 

Una de las maneras para lograr satisfacer al comensal y mejorar su experiencia de forma completa es incluir una oferta gastronómica diversa: variedad en entrantes, platos principales y postres. La satisfacción aumentará si se incorporan los postres exclusivos para las personas intolerantes al gluten. Por lo tanto, ¿es conveniente introducir este tipo de postres en la carta? Por lo general, es apropiado hacerlo, incluso podemos dedicarles una carta a parte o presentarlos en la carta de postres. 

Guía Gratuita: La carta de postres: cómo configurarla y hacerla rentable

Debemos tener en cuenta que la cifra de celíacos cada vez es más elevada. Según la Federación de Asociaciones de Celíacos en España, una de cada 100 personas padecen la enfermedad y un 10 por ciento son sensibles al gluten, una proteína presente en cereales como el trigo, la cebada, el centeno y la avena. 

Puesto que se trata de un trastorno que implica una intolerancia al gluten, por ese motivo se han de evitar por completo los cereales y demás alimentos que lo contengan. 

Se trata, en efecto, de una necesidad limitante que obliga a ser muy rigurososa a la hora de comer tanto dentro como fuera de casa. De hecho, los celíacos suelen tener problemas para encontrar restaurantes que ofrezcan una oferta gastronómica fiable.  

Tres buenas razones para incluirlos 

Así que incluir postres para celíacos en la carta es recomendable por distintas razones de peso, como las siguientes:

  1. La rentabilidad: La ganancia directa que supone poder satisfacer las necesidades de uno o varios comensales celíacos en el momento del postre es una primera razón para incluirlos. Además, en caso de no poder elaborarlos podemos recurrir a proveedores que ofrecen postres de calidad aptos para celíacos. De este modo, aumentará el ticket medio, y no sólo el de los comensales celíacos sino también del resto, que quizá se abstengan si algunos comensales no pueden tomarlo. 
  2. Satisfacer al cliente: Dar respuesta a las necesidades del cliente es fundamental en cualquier negocio, y el restaurante no es una excepción. Así pues, considerando que entre nuestros comensales hay personas celíacas, disponer de una oferta específica, que incluya el postre, se traducirá en una satisfacción que sumará puntos para su fidelización.  
  3. Diferenciarnos: Ofrecer postres aptos para celíacos nos acerca a conseguir el flujo del éxito del restaurante. Se trata, en suma, de mejorar la experiencia del cliente a través de elementos tangibles e intangibles. En este caso, incluir platos libres de gluten significa hacerlo con las necesarias garantías, evitando contaminaciones cruzadas. Es muy importante resultar fiables, ofrecer ese valor de forma consistente al cliente y, con ello, conseguir una ventaja competitiva.  

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Volver a la home