Pierre Gagnaire: un chef tan genial como impredecible

Por La Menorquina on 4 de abril, 2016

Iconoclasta, creativo, audaz, artista romántico de la cocina, revolucionario, vanguardista y hasta radical. Estos y otros adjetivos similares han sido utilizados, a menudo, para describir a Pierre Gagnaire, uno de los chefs franceses más afamados, premiados y reconocidos.

Trabajando conjuntamente con el químico Hervé This, este soprendente chef francés ha desarrollado la gastronomía molecular, que puede definirse como la aplicación de la ciencia al fenómeno culinario. No obstante Gagnaire, nacido en 1950 en Apinac, en la región francesa de Loira, prefiere definirse a sí mismo como un artista que utiliza los indredientes de la cocina como lenguaje expresivo.

Pierre Gagnaire es un rara avis de la alta cocina francesa, por lo general muy clásica y tradicional, por haber llegado a lo más alto. El restaurante que lleva su nombre ha sido dotado con las ansiadas tres estrellas Michelín, derribando conceptos establecidos y teorías consideradas inamovibles y aceptadas por todos.

Pierre Gagnaire nació en una familia de restauradores, pero en vez de optar por mantener y restaurar bienes culturales, Pierre decidió crear platos deliciosos y originales en un porcentaje similar. Comenzó sus estudios de gastronomía con tan solo 16 años junto al cocinero Jean Vignard, en Lyón. Con tan solo 27 años, Pierre abría su primer restaurante con un objetivo marcado a fuego: llegar a convertirse en uno de los chefs más reconocidos del mundo. Y lo ha conseguido de sobras.

pierre gagnaire

Ebook gratuito: Cómo Aumentar la Rentabilidad de tu Restaurante

 

Este cocinero capaz de elaborar los platos más increíbles entiende el arte culinario como una yuxtaposición de sabores, textura e ingredientes. No concibe otra manera de trabajar y, sin duda, ha elegido una línea de éxito, pues su influencia en el panorama de la alta cocina internacional es más que notable.

Creador efusivo e irreverente, de talento innato y explosivo, su cocina, difícil de definir y muy variable, se caracteriza por ser capaz de crear un sinfín de platos deslumbrantes, sofisticados y únicos. Su imaginación no parece tener límites y su imprecidibilidad le lleva a modificar muchas de sus creaciones en el último instante, justo antes de servirlo. Es evidente que este genial cocinero francés no congenia para nada con las recetas cerradas y los conceptos rígidos e inamovibles.

Pierre Gagnaire, posee varios restaurantes a lo largo y ancho del mundo: el Sketch en Londres, otro en Tokio y hasta uno ubicado en el Mandarín Oriental de Hong Kong. Sin embargo, es el restaurante parisino que lleva su nombre, ubicado en el hotel de la Rue Balzac, el que le ha dado fama internacional. Sus precios son bastante altos, entre 225 y 260 euros por persona aunque, en contrapartida, la calidad es excelente y la elaboración difícilmente superable.

Combinando con precisión de maestro ciencia y arte, Pierre consigue platos deliciosos, con una presentación singular y una elaboración tan compleja que en la mayoría de ellos el comensal no logra reconocer los colores ni las formas originales de los alimentos que lo componen.

 

Post relacionados:

 New Call-to-action

Volver a la home