Pasos básicos para la fidelización de clientes

Por La Menorquina on 17 de octubre, 2015

fidelizacion de clientes

La satisfacción y fidelización de clientes, el objetivo último en el competitivo universo de la restauración, es el gran desafío a afrontar desde el mismo momento que se pone en marcha un restaurante. Y, como ocurre con cualquier reto que presente dificultades importantes, se hace necesario establecer una estrategia inteligente que, además de ser ambiciosa, se ajuste a las distintas posibilidades y recursos.

Dentro de los pasos básicos para la fidelización de clientes, el logro de la satisfacción es fundamental. No en vano, conseguir clientes satisfechos significa avanzar de la mejor forma posible hacia nuestra meta, aunque el logro de un objetivo necesario no significa que tambien sea suficiente. De hecho, no lo es. Pero sí nos pone en la línea de salida para resultar victoriosos.

Emplearnos a fondo en satisfacer al cliente es un primer avance que nos conducirá a la ansiada fidelización. Para ello, será fundamental cumplir con una serie de requisitos imprescindibles, desde ofrecer una comida de calidad con una buena relación calidad precio, a un servicio profesional en un entorno agradable, hasta encontrar la coherencia necesaria entre público, decoración, tipos de platos ofrecidos y concepto del negocio. 

Evitar cometer errores fáciles de prevenir que repercuten en una pérdida de clientela es otro aspecto esencial a tener en cuenta. No cambiar de estrategia repetidas veces, sin ir más lejos, nos aportará una estabilidad que ayudará a mantener a la clientela, ya que a consecuencia de cambios constantes los clientes más fieles fácilmente pueden decidir dejar de serlo.

Guía gratuita: La Satisfacción de los Clientes en la Restauración

Ir más allá de la mera satisfacción

Puesto que satisfacción no es sinónimo de fidelización, se hace necesario ir más allá. Aunque los clientes consideren la comida, el ambiente y el servicio satisfactorios, su decisión de ser fieles obliga a dar un paso adelante. Les ayudaremos a darlo fácilmente si tenemos en cuenta aspectos básicos como los siguientes:

  • Conocer mejor a la clientela: Un mayor conocimiento de la clientela nos permitirá afinar nuestra estrategia a la hora de crear ese vínculo de fidelización. Idealmente, un plan de negocio para un restaurante establecerá un determinado perfil del cliente, si bien el establecimiento de una mejor estrategia precisa de un seguimiento regular del plan. Es importante adaptarse a los gustos de la clientela y diseñar un marketing promocional que saque partido de la valiosa información que supone este mayor conocimiento. En suma, diseñar una oferta óptima y epecífica para el público que queremos conservar en el establecimiento.
  • Tener precios competitivos: Tener una buena relación de calidad-precio es interesante para captar clientes, qué duda cabe, y hacerlo de forma inteligente, también puede ayudar enormemente en la fidelización. Sobre todo, en lo que respecta a los menús y otros precios que el cliente pueda comparar fácilmente con otros establecimientos. 
  • Superar las expectativas: Platos sugerentes, unas cuidadas carta de vinos y de postres, incorporación de nuevos platos... Por ejemplo, los platos del día que más éxito tengan. En el caso de imprevistos, ofrecer soluciones a sus quejas o sugerencias que vayan más allá de lo esperado puede ser decisivo. En el caso de clientes insatisfechos, incluso cambiar las tornas y convertir en clientes fieles a clientes puntuales descontentos (que además son una mala publicidad para el restaurante) a traves de una resolución inmediata de los problemas que nos puedan plantear. Hacerlo así es interesante (la más rentable) manera de invertir en fidelización.

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home