Ofrece un contenedor de alimentos para llevar a casa

Por La Menorquina on 10 de octubre, 2015

Es una práctica habitual dentro del sector hostelero estadounidense, el uso de la llamada “doggy bag” o contenedor de alimentos, para que los clientes que lo deseen tengan la alternativa de poder llevarse a su casa, las raciones sobrantes de su menú.

Ofrecer un contenedor de alimentos al consumidor para que pueda transportar parte de su comida a su domicilio, es una opción que te permitirá sumar un servicio más a los que ya prestas en tu restaurante, y que contribuirá a que te diferencies de tu competencia.

contenedor de alimentos

 

Ebook gratuito:  Conservación de los alimentos

Que tus camareros planteen a sus comensales que pueden llevarse cómodamente los restos de su comida, será un atractivo que les incentivará a que elijan tu negocio. Además, esta medida puede ser un estímulo para que tus clientes pidan un menú completo sin pensar que van a desperdiciar dinero si finalmente se llenan mucho y no les apetece comer más, ya que con este sistema ellos podrán disfrutar al 100% de una comida que ya han pagado.

Puedes dar un paso más, y formar a tus empleados de sala para que sepan asesorar correctamente al cliente sobre el uso de ese contenedor de alimentos. Cómo debe hacerse el traslado y la conservación, o cuál es la técnica adecuada para calentar la comida, de forma que el producto no se estropee, y conserve toda la calidad que tenía en el restaurante. Es un detalle que el consumidor tendrá en cuenta.

El contenedor de alimentos puede ser muy útil en el caso de que tu target sean familias con niños, ya que a menudo los pequeños se dedican a jugar con la comida y se distraen en lugares que les resultan extraños como puede ser un restaurante, dejando prácticamente intacto todo el menú. Seguro que en casa esa niña o niño, se sentirá más a gusto y estará más motivado a comerse todo lo que dejó en su plato. Y sus padres te agradecerán el ahorro de tiempo y dinero que ha supuesto para ellos ese sencillo recipiente, ya que llegarán a casa del trabajo y encontrarán dentro de ese envase unos productos ricos y con todo el sabor, listos para consumir.

Escoge un recipiente de alimentos que no sea de usar y tirar y que tus clientes puedan seguir utilizando en su casa, o para transportar sus propios alimentos como la merienda del cole de los peques o unas frutas para el trabajo. Además, si cuidas su presentación y lo haces bonito, estarán encantados de comentar que se lo han regalado en tu restaurante. También puedes introducir tus datos básicos como son tu dirección, tu teléfono o tu web, y así además podrás usarlo como un instrumento para darte a conocer. 

Demostrarás a tus clientes que tu restaurante es una empresa socialmente comprometida, donde no se desperdicia ningún alimento. No dudes en ofrecer este servicio, y anímate a usar un envase de este tipo para empaquetar la comida y que tus clientes terminen de disfrutarla cómodamente en su hogar. Esta medida es buena para ti, para tus comensales, y para el medio ambiente.

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home