Los sobaos pasiegos de Cantabria: un placer irresistible

Por La Menorquina on 31 de marzo, 2016

El sobao pasiego es un producto de repostería típico de los Valles Pasiegos (Cantabria). Se trata de un sabrosísimo pastelito que normalmente se toma para desayunar o merendar, acompañado de leche o café.

El pequeño tamaño de este bizcocho no ha sido óbice para que haya llegado a ser tremendamente popular, convirtiéndose en uno de los productos de repostería más típicos y conocidos de esta zona del norte peninsular. En la actualidad el sobao pasiego es ya uno de los productos insignia de la gastronomía de la región cántabra, comercializándose en toda España.

sobaos pasiegos

Ebook gratuito: Carta de postres, cómo configurarla y hacerla rentable

La evolución del sobao pasiego

Originariamente, el sobao se elaboraba con masa de pan, azúcar y mantequilla y se le solía añadir huevos, cáscara rallada de limón, anís o ron.

Esta receta tradicional ha ido evolucionando hacia una versión más moderna en el que el pan es substituido por harina de trigo sin adición de agua.

Actualmente, para la elaboración de los sobaos, se utiliza azúcar, mantequilla, huevos, harina y una pizca de sal, limón rallado, ron o anís. Se mezcla todo, dejando para el final la harina y la levadura. Una vez la masa está lista, se deposita en moldes de papel con la forma rectangular característica y se introduce en el horno, procurando una cocción equilibrada en toda la superficie del bizcocho.

 

Un producto de origen espontáneo

Aunque el origen histórico de este bizcocho no se conoce con exactitud, se considera que se empezó a elaborar por los habitantes de la zona de una forma espontánea, aprovechando algunos ingredientes muy comunes en el entorno rural cántabro como la mantequilla y la harina.

Algunas teorías apuntan hacia el aprovechamiento de la masa que sobraba durante la elaboración de los famosos panes pasiegos el inicio de la elaboración de esta auténtica delicatessen. Tras un reposo, esta masa sobrante se volvía amasar varias veces y a este remasado se le conoce como "sobar". De esa acción puede venir el origen de su particular denominación.

En lo que respecta al añadido del azúcar, seguramente no se llevó a cabo antes del XIX, puesto que en fechas anteriores era un producto escaso y muy caro, prácticamente un lujo para la mayor parte de la población. En su lugar, los investigadores de las tradiciones gastronómicas de la región creen que se usaba miel a modo de edulcorante, aunque es probable que, directamente, no se endulc la masa.

Como hemos visto, el sobao pasiego no es complicado de elaborar y su receta no difiere demasiado de otros bizcochos. Por lo que el elemento diferencial de este postre y el hecho que sean tan esponjosos y sabrosos se encuenta, sobre todo, en la calidad de los ingredientes.

Desde el año 2004, los sobaos pasiegos cuentan con Indicación Geográfica Protegida, que es específica para la zona donde se elaboran y envasa.

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home