Los postres veraniegos más refrescantes

Por La Menorquina on 1 de julio, 2016

En verano los clientes de nuestro establecimiento de restauración demandan platos más frescos que en otras estaciones del año como el invierno, donde apetece más probar platos calientes y con alto valor energético.

En verano es necesario buscar la frescura en todos los platos. Es una condición que demandan nuestros comensales. Algo que también hay que tener en cuenta para elaborar la carta de postres.

A continuación, os mostramos una selección de los postres veraniegos que más apetecen en verano.

postres veraniegos

 

Ebook gratuito: Cómo Aumentar la Rentabilidad de tu Restaurante

 

El soufflé helado de chocolate va a refrescar a nuestros clientes: chocolate con cristales de sal, huevos, azúcar, azúcar glas, nata, tapones de ron blanco y helado de vainilla. 

La mousse helada de plátano es un postre veraniego refrescante a la vez que saludable. Con plátanos, huevo, azúcar glas, leche, nata líquida, sal, nuez moscada, gelatina, zumo de limón, agua y salsa de chocolate. 

El granizado de sandía con frutos rojos es ideal para soportar un caluroso verano. Con helado de sandía, frutos rojos variados (grosella, moras y arándanos), jarabe de grosella o granadina, mermelada de arándanos negros, hojas de gelatina, azúcar moreno, vino de Oporto y agua.

La sopa de melón con bolitas de yogur es muy nutritiva y refrescante. Con melón, fresas, yogur natural, azúcar, alginato, agua mineral, canela en polvo, sal y menta para decorar.

El pudin frío de limón es muy refrescante para el verano. Con zumo de limón, agua, nata líquida, sobaos, gelatina de limón, azúcar, hojas de menta para elaborar el pudin y caramelo, azúcar, agua, zumo de limón para el caramelo. Fresas y azúcar para acompañar.

El sorbete de limón al cava es un excelente postre de verano. Con cava, helado de limón, nata, vodka, limón, curaçao azul, azúcar y hojas de menta.

Helado de yogur con cerezas y frutas del bosque. Helado de yogur, miel, nueces y para la base, frutas del bosque, azúcar moreno de caña sin refinar y zumo de naranja para la compota de frutas del bosque y maicena, azúcar moreno de caña sin refinar y calvados para las cerezas.

El helado de leche condensada también endulzará nuestros días de verano. Con leche condensada, nata, yemas de huevo y merengue.

El mousse de gelatina es un postre veraniego muy fresco. Con leche evaporada, leche cristalizada y azúcar.

Las natillas con galletas es un postre muy refrescante y con aires hogareños que no podemos renunciar a tener en la carta de nuestro restaurante. Con leche entera, huevos, azúcar, Maicena, piel de un limón, canela en rama, canela molida y galletas del estilo María.

Gracias a esta selección de postres veraniegos podremos refrescar a nuestros clientes y así que puedan soportar mejor las altas temperaturas de verano.

 

New Call-to-action

Volver a la home