Los frixuelos: una auténtica delicia del norte de España

Por La Menorquina on 16 de mayo, 2016

Aunque se les asocia como postre típico de Asturias, los frixuelos pueden considerarse una auténtica delicia propia de otras zonas del Noroeste de España como Cantabria o León. Sus ingredientes principales son: harina, leche y huevos, aunque su receta tradicional incluye también anís, azúcar blanco y una pizca de sal.

Los frixuelos son un tipo de oblea (hoja muy delgada de harina, agua y azúcar) la cual, dependiendo del tipo de grano que se cultivase en cada zona, se elaboraba con distintos tipos de harina: trigo, maíz, centeno, etc., y luego se endulzaba o se enriquecía con la materia prima que dispusiese cada colectividad en una población: miel, pasta de frutas, manteca, aguardiente, etc. Esto explica la enorme diversidad existente de frixuelos, incluso dentro de un mismo pueblo.  

De hecho, la receta tradicional asturiana, con harina y azúcar blanco puede considerarse relativamente nueva, puesto que estos dos productos no llegaron al norte de la península hasta bien entrado el siglo XIX. 

Los frixuelos guardan bastantes similitudes con las filloas gallegas o los crêpes franceses, pero tienen un estilo y personalidad propios que los convierten en un producto característico y diferencial.

frixuelos.jpg

 

Ebook gratuito: Carta de postres, cómo configurarla y hacerla rentable

 

Energía para el Carnaval

Aunque pueden encontrarse y comerse en cualquier época del año, los frixuelos son un postre típico de las fechas del Carnaval. En estos días caracterizados por el jolgorio y la fiesta, los frixuelos pueden aportar la energía necesaria puesto que constituyen un plato completísimo desde el punto de vista nutricional, al que no le falta una buena dosis de esa chispa que proporciona uno de sus ingredientes básicos: el azúcar.

Que sea un postre típico de estas fechas tiene su explicación histórica ya que este alimento tiene un origen pagano, de ahí que se tome durante el Carnaval, una fiesta no religiosa que rinde el culto al sol y a la luz. Conviene recordar que durante las fiestas de Carnaval se celebraba el equinoccio de primavera, la estación que pone fin al rigor del invierno, con sus días grises y oscuros, caracterizadas por un menor número de horas en las que se pueda disfrutar de la luz solar.

Los frixuelos son un alimento muy completo, puesto que contienen proteínas de alta calidad procedentes de la leche, los huevos y los hidratos de carbono de la harina y el azúcar. En lo que se refiere a las vitaminas, podemos destacar la Vitamina A, muy necesaria para mantener sana la piel y los tejidos.

Los frixuelos tienen también un importante contenido en calcio (unos 129 mg por ración), lo que supone un 16% de la cantidad recomendada diariamente de este mineral para gozar de una buena salud ósea.

 

Admiten un sinfín de combinaciones

La forma más extendida de consumirlos es como postre, ya sea en su receta tradicional (con azúcar, leche y huevos como ingredientes principales) o rellenos de chocolate, nata o crema. 

Pero los frixuelos pueden tomar múltiples formas, admitiendo infinitas combinaciones, tanto dulces como saladas. Puede elaborarse con todo tipo de alimentos: verduras, hortalizas, carnes, pescados, mariscos y todo tipo de frutas.

Los frixuelos son una gran opción, por constituir un postre tradicional y rico y por ser un plato completísimo según los ingredientes que utilicemos para su relleno. Hay una tipo para cada paladar, seas de dulce o de salado, te guste la carne o seas más de verduras. Y, además, son muy versátiles en cuanto a los ingredientes que pueden utilizarse, permitiéndonos trabajar nuestra mente y sacar a relucir nuestro lado más creativo y original. 

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home