Las recetas de repostería también pueden ser a prueba de alergias

Por La Menorquina on 9 de marzo, 2016

Las personas con alergias o intolerancia a algún alimento tienen más dificultades que el resto a la hora elaborar sus menús diarios, en especial los postres. Deben tener mucho cuidado con los ingredientes y leer cuidosamente las etiquetas para estar seguros de sus composiciones. Dos de las intolerancias más comunes hoy en día son al gluten y a la lactosa (leche y derivados).

La intolerancia al gluten que afecta a niños y a adultos, a los que se conoce como celíacos, se debe básicamente a la imposibilidad para digerir uno de los componentes del trigo y otros cereales, conocido como gliadina. Cada vez que lo ingieren, estas personas sufren un daño considerable en el intestino, por lo que deben evitar en su dieta todas las proteínas que el trigo contiene en su interior.

La intolerancia a la lactosa es una afección muy común que tiene su origen en la enzima lactasa. Cuando ingerimos leche o cualquiera de sus derivados, esta enzima actúa en nuestras microvellosidades intestinales metabolizando la lactosa (el azúcar de la leche). El problema aparece cuando, por algún motivo, nuestro organismo empieza a generar dicha enzima en cantidades insuficientes. Por lo que no es posible digerir la lactosa correctamente, provocando problemas de salud tales como: dolor de estómago, gases, malestar, incapacidad de absorber nutrientes, etc.

 

Guía Gratuita: La carta de postres, cómo configurarla y hacerla rentable

 

Recetas a prueba de alergias

Si no te gustan las alternativas que tu proveedor de confianza puede proporcionarte en base a los postres sin lactosa o sin gluten, en la web pequerecetas podemos encontrar un montón de recetas de sencillos y deliciosos postres que pueden comer tanto las personas celíacas como con alergia a la lactosa, puesto que se sustituyen los ingredientes prohibidos con sucedáneos o con muchos otros como: plátanos, zanahoria, jengibre o limón.  

Veamos tres ejemplos:

  • Tarta de fresas y chocolate. Es posible preparar una espectacular tarta de fresas, queso y chocolate sin leche de vaca ni huevo, dos elementos bastante habituales en la repostería. Entre los ingredientes de esta tarta alternativa está la almendra, la avena, el chocolate, el yogur y la nata... y el resultado es plenamente satisfactorio tanto en sabor como en textura.

recetas_reposteria.jpg

  • Pastel de manzana. Este clásico de la repostería también se puede preparar para las personas alérgicas al huevo o a la leche de vaca. Tan solo hay que sustituir estos ingredientes por otro tipo de leche (de soja, por ejemplo) y una harina que no lleve huevo.
  • Receta de arroz con leche sin lactosa. Hay muchas personas a las que les gusta arroz con leche, pero tienen intolerancia a la lactosa. Afortunadamente, pueden prepararla sin provocar ningún percance para su salud utilizando leche sin lactosa.

Como hemos visto, la mayoría de postres tradicionales, además de otros que nos inventemos, pueden elaborarse en versión para personas alérgicas manteniendo la presentación y el sabor originales.

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home