Las distintas formas de hacer granizados

Por La Menorquina on 2 de abril, 2016

Los granizados son una buena alternativa para refrescarse cuando el calor aprieta y el cuerpo nos pide ingerir cosas a altas temperaturas y ligeras. El granizado, auténtica bebida estrella del verano, se compone básicamente de agua, por lo que nos asegura algo tan fundamental para la salud como es una buena hidratación. El resto de ingredientes, azúcar, algún zumo o jarabe de fruta, no contienen prácticamente grasas y sí muchas vitaminas, lo que hacen de esta bebida helada un producto de lo más sano y saludable.

El quid de la cuestión está en conseguir la textura adecuada

Como hemos visto, el granizado tiene unos elementos muy básicos, por lo que en teoría es fácil de preparar. Decimos en teoría, ya que en la práctica, al estar compuesto de hielo troceado, la dificultad estriba en conseguir la textura adecuada.

La cuestión es que, para que sea agradable al gusto, el tamaño de los cristales debe ser muy ligero para que resulte agradable y suave al paladar.

 hacer granizados

Ebook gratuito: Cómo Aumentar la Rentabilidad de tu Restaurante

 

Las dos formas de hacer granizados

Un buen granizado se puede hacer de dos maneras distintas: con una máquina especial de granizados o en forma de batido de helado, utilizando normalmente una licuadora. Veamos estos dos métodos:

Máquina de granizados

Su funcionamiento es muy sencillo, únicamente hay que añadir al vaso de la máquina los cubitos de hielo y una pizca de sal, además del zumo con los sabores que queramos. En unos minutos tendremos un delicioso granizado con la textura óptima.

Además, existen muchas empresas y proveedores que pueden proporcionar la maquinaria necesaria para elaborar un delicioso granizado, una de ellas puede ser Expomaquinaria

Batido de helado

Si no disponemos de una máquina de helados existe otra opción: preparar un batido de helado mezclando leche fría con azúcar y el helado que queramos en una licuadora, batidora o coctelera.

Es importante batirlo todo muy bien hasta hasta obtener una mezcla espesa y con mucha espuma y servirlo y consumirlo inmediatamente, puesto no es recomendable conservar mucho tiempo los batidos con helado porque perderán consistencia y textura.

 

Las distinta variedades

Aunque el granizado más clásico suele elaborarse con el zumo de naranja, lima o pomelo y un poco de cáscara rallada con el fin de intensificar su sabor, en realidad existen mútiples posibilidades. Por ejemplo, también se puede hacer granizado de otras frutas como: melocotón, mango, todo tipo de bayas, frambuesas, fresas, moras y lima. Y luego están la variedades con un punto de alcohol como el mojito con ron y menta fresca. Y no nos olvidamos del exquisito granizado de maracuyá y vodka.

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home