Las claves para crear el cartel de restaurante más eficaz

Por La Menorquina on 14 de marzo, 2017

El cartel del restaurante o letrero de nuestro negocio de hostelería es un elemento básico con la función principal, pero no la única, de llamar la atención de las personas que pasen cerca del local. Contra más llamativo y estéticamente impactante sea, más posibilidades tendremos de que una parte de los transeúntes acaben visitándonos. Dicho de otro modo, un cartel sirve, en primer lugar, como elemento de atracción de usuarios para, después, convertir un porcentaje de ellos en clientes reales.

cartel restaurante

 

Ebook gratuito: Cómo Aumentar la Rentabilidad de tu Restaurante

 

Las funciones del cartel del restaurante

Ya hemos visto que un cartel del restaurante sirve para llamar la atención de las personas, que nos ubiquen y nos identifiquen como un lugar donde poder comer o tomarse algo. Pero con un buen cartel podemos conseguir otras muchas cosas:

  • A través de su diseño y estilo, un buen cartel o letrero tiene que representar el estilo tipo de local. Es decir, señalar a grandes rasgos que puede esperar el cliente si, finalmente, decide entrar, aunque nunca lo haya hecho con anterioridad.
  • Puede servir para subrayar los puntos fuertes del restaurante: por ejemplo, "especialidad en carnes a la brasa" o "cocina de mercado".
  • El cartel ayuda a reforzar la personalidad de local.
  • Un buen cartel nos diferencia del resto de locales o de la oferta de proximidad existente.
  • Puede ser reproducido en folletos en papel o en formato digital, multiplicando así su visibilidad y actuando de elemento comercial.

 

Cómo diseñar un cartel de restaurante atractivo y eficaz

A la hora de elegir el diseño del cartel para nuestro restaurante es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Ante todo, el letrero debe estar alineado con el estilo y temática del local. Un diseño ultramoderno no pega con un restaurante de decoración y oferta clásica, ni tampoco al revés.
  • Siempre respetando la lógica y las cuestiones estéticas es importante que el cartel sea lo suficientemente grande, para que llame la atención y pueda ser visto a cierta distancia.
  • Es importante elegir la tipografía y los colores adecuados, que tenga un buen contraste y pueda leerse sin dificultades.
  • Otra cuestión es el de la iluminación. Sin caer en el mal gusto, es importante que el cartel este bien iluminado para que pueda distinguirse en ausencia de luz natural.
  • Un cartel no es solo texto, por lo que hay que también se deben cuidar, con el mismo (o más) interés, los recursos gráficos, los dibujos o las fotografías.
  • No recargar demasiado el letrero, dejando algunos espacios en blanco o con colores suaves. El diseño limpio suele ser muy bien valorado por la mayoría de receptores.

Hemos querido dejar para el final una última clave, pero no por ser menos importante, sino para subrayarla. Es muy recomendable el uso de herramientas informáticas para la creación de carteles de gran impacto. De esta forma, podemos elaborar pruebas y hacer la modificaciones que queramos hasta estar realmente convencidos cel resultado.

 

New Call-to-action

Volver a la home