Lámpara de pie: el toque de distinción para tu local de hostelería

Por La Menorquina on 27 de enero, 2016

 La satisfacción del cliente, piedra angular para el éxito de nuestro negocio de hostelería, ya sea un bar, un restaurante o un hotel, no tiene que ver únicamente con el servicio estricto, conocido también como factores tangibles, como podría ser la calidad de la comida o la variedad del menú.

lampara_de_pie.jpg

Aspectos como la decoración del local o los complementos juegan un papel fundamental en la experiencia del cliente. Detalles como las lámparas y la iluminación del establecimiento también aportan su granito de arena para que al final de una velada en un restaurante o una estancia en un hotel, las expectativas del cliente se encuentren lo más alineadas posibles con los parámetros de calidad finalmente alcanzados.

 

Clica aquí para recibir la visita de un asesor comercial  y aumentar la rentabilidad de tu restaurante

 

Las lámparas de pie: sus características

Las lámparas de pie actuales cada vez tienen unos diseños visualmente más atractivos y unas mejores funcionalidades, adaptándose a las necesidades de cada cliente y local. Algunas lámparas de pie superan ampliamente su función básica de proporcionar una iluminación de calidad convirtiéndose en auténticas obras de artes, capaces de conseguir un halo de distinción a tu local de hostelería.

Al margen del diseño, las principales características de las lámparas de pie son:

  • Son ergonómicas y se adaptan a las necesidades de cada persona o cliente.

  • Proporcionan una luz cálida que, a su vez, permite iluminar zonas amplias. En el caso de las lámparas de pie apantalladas, es posible enfocar el haz justo hacia el lugar que queremos.

  • La mayoría de modelos incorporan una válvula que permiten regular la intensidad exacta de luz que se desea obtener.

  • Sirven para redondear la decoración de determinadas zonas del local.

  • Tienen la ventaja de conseguir difuminar la luz procedente de los focos, evitando así la iluminación de tono frío y los posibles deslumbramientos provocados por los mismos.

Dónde ubicar la lámpara de pie  

La opción más común de una lámpara de pie es colocarla en determinados rincones y lugares estratégicos con el doble objetivo de, por un lado, conseguir un plus estético en la decoración general de una estancia y, por otro, mejorar la iluminación del local, ya sea de zonas concretas o en conjunto.

Otra opción, que puede ser muy interesante, consiste en colocar varias lámparas de pie distribuidas simétricamente para determinar un único foco con el fin de iluminar determinadas zonas, por ejemplo cerca de la barra del bar o restaurante o en la zona de descanso o lectura de un hotel.

Una gran abanico de estilos

En la actualidad existe un amplio catálogo de lámparas de pie, por ejemplo este del Grupo Dajor Iluminación, así como una variedad impresionante de estilos: clásicos, modernos, artesanales, étnicos, industriales, vintage… Las posibilidades son tan numerosas que es del todo imposible no acabar encontrando una lámpara de pie que encaje con el estilo de tu local de hostelería, ya sea para integrarse en él o como contrapunto, ya que todas las opciones pueden ser buenas.

Si quieres dar una vuelta más de tuerca y crear un producto único, que aporte personalidad y originalidad a tu restaurante, bar u hotel, tienes la posibilidad de personalizar alguna tus lámparas con un toque único. Puedes, por ejemplo, pintarla como quieras si es de madera. Así podrás sacar a relucir el artista que llevas dentro y sorprender a tus clientes.

 

   decoración

Volver a la home