La Menorquina celebra su 75 aniversario con la creación de LA ACADEMIA DEL POSTRE

Por La Menorquina on 17 de marzo, 2016

La Academia del Postre, así se llama el centro de excelencia culinaria puesta en marcha por La Menorquina para celebrar su 75 aniversario. Con este proyecto, la marca de origen menorquín pretende dar un salto de calidad importante dentro de su estrategia de desarrollo dentro del mercado hostelero, un ámbito en que ya cuenta con notable experiencia como consecuencia de su reconocida trayectoria empresarial.

La Menorquina y Fundación Alícia: un tándem de lujo

La Fundación Alícia es un prestigioso centro de investigación dedicado a la innovación tecnológica en la cocina, la mejora de los hábitos alimentarios de la sociedad y la valoración del patrimonio agroalimentario y gastronómico. Un centro con vocación social y abierto a todo el mundo para promover la buena alimentación. 

La Menorquina, junto con la colaboración de la Fundación Alícia, busca con este proyecto un marco para poner en marcha su apuesta por la innovación, la calidad y el origen artesanal de sus productos que serán la base para el desarrollo en este segmento.  

 

Ritual_producto.bmp

 Un proyecto enmarcado en una estrategia global para actualizar su marca e imagen corporativa

La creación de La Academia del Postre no es un proyecto aislado, sino que se trata de una de las muchas iniciativas puestas en marcha por La Menorquina para actualizar la imagen de la compañía, mejorar los resultados empresariales y poner en valor la calidad de los productos. 

Uno de estos nuevos proyectos iniciados es la creación de una nueva página web (www.menorquina.com) con contenidos exclusivos, de calidad y valor añadido para el usuario relacionados con la restauración: información de productos de la compañía, vídeos, artículos, ebooks, infografías y otros descargables.

Unos inicios complicados en la España de posguerra

La Menorquina comenzó su andadura en Alaior (Menorca) en los dificilísimos años 40, de la mano del pastelero Fernando Sintes. Después de unos inicios plagados de dificultades tanto políticas como económicas que atravesaba el país en aquella época, La Menorquina consiguió consolidarse como una de las marcas de helados principales del país durante la década de los años 80. 

En los años siguientes, la calidad y sabor inconfundible de las especialidades heladas de la casa y las innovaciones tecnológicas incorporadas en la fabricación de sus productos, provocaron que La Menorquina conquistase consumidores y la admiración de los profesionales del sector. 

En su 75 aniversario, esta compañía que proporciona empleo en la actualidad a unos 1.000 trabajadores y cuenta con 21 delegaciones propias y más de 100 distribuidores en España y Portugal, encara con esperanza una nueva etapa de crecimiento confiando en sus valores de siempre: calidad e innovación, sin olvidar su origen artesanal.

Volver a la home