Consejos para una correcta carta de vinos de un restaurante

Por La Menorquina on 14 de octubre, 2016

Es tan importante tener una carta de postres independiente de la principal, como también lo es tener una de vinos separada para poder ofrecérsela al cliente que visite nuestro local. La carta de vinos, aunque en muchas ocasiones no tenga el protagonismo que merece, tiene relevancia en un restaurante y dice mucho del tipo de establecimiento. 

En este artículo, te damos algunas recomendaciones para que puedas hacer una correcta carta de vinos. La carta de vinos de un restaurante

 

Descárgate el ebook gratis: Elaboración y diseño de la carta de restaurante

 

La realización de la carta de vinos

Para realizar una carta de vinos acertada y que podamos extraer rentabilidad de ella hay que tener en cuenta, en primer lugar, la zona geográfica y la zona gastronómica en la que nos encontramos. Los clientes, cada vez más, tienen más simpatía en consumir productos del territorio en el que se encuentra, por lo que es conveniente escoger vinos próximos a la zona. 

Es importante que para conseguir rentabilidad con nuestra carta de vinos haya rotación. Igual que pasa con la carta principal, una carta muy extensa puede provocar indecisión por parte del comensal, por lo que se aconseja que ésta no contenga una lista muy larga de vinos para escoger. 

Debemos incluir información en la carta de vinos ya sea básica, completa o especializada:

  • Básica: se informa de la marca, bodega, Denominación de Origen y el tipo de crianza.
  • Completa: se añade la información básica y, además, la variedad de uva y porcentaje y los meses de crianza.
  • Especializada: una ficha de cata (aspecto, aroma, gusto) e información sobre el maridaje. 

La estructura de la carta

La recomendación es que en la carta de vinos aparezcan los productos por orden alfabético de Denominación de Origen y bodega. De vinos jóvenes a reserva. 

Una clasificación podría ser: Blancos, Rosados, Tintos Nacionales, Tintos Internacionales, Cavas y Champagnes, finalmente, Generosos y Dulces. 

 

Tendencias 

La carta de vinos, igual que la carta principal o la de postres, tiene que seguir la identidad de nuestro negocio así como incorporar vinos de la casa. Es importante destacarnos de la competencia para atraer a más público y ofrecer algo diferente a nuestros clientes más fieles.  

Ofrece medias botellas y copas de vino. De esta manera, se da la posibilidad de que consuma mucho más y, como consecuencia, se aumente el ticket medio. Una persona que le apetezca tomar vino o, incluso una pareja, podrán pedirlo sin tener que pedirse una botella entera. 

 

Cambios de carta

Podemos cambiar las cartas 2 veces al año, una en primavera/verano y otra en otoño/invierno, o mantenerla todo el año pero sin olvidar hacer recomendaciones fuera de la carta. 

Finalmente, una carta de vinos puede ayudarnos a aumentar el ticket medio de un comensal y, además, satisfacerles para que vuelvan a nuestro restaurante. 

 

New Call-to-action

Volver a la home