Flan de huevo: una receta con historia

Por La Menorquina on 6 de febrero, 2016

Un poco de historia

Aunque mucha gente cree que el flan es un postre de origen mexicano, en realidad nació en el viejo continente: en la Roma clásica. Al comenzar a domesticar pollos y gallinas, los romanos comenzaron a incorporar los huevos a diferentes recetas.  

Los antiguos romanos copiaron la fórmula griega de mezclar huevos con leche y crearon una receta llamada Tyropatinam con huevos, leche y miel, la cual se cocinaba a fuego lento para cuajar los huevos y luego se servía espolvoreada con pimienta. 

Ya en la Edad Media esta receta se hizo muy popular en época de Cuaresma, los días en que estaba prohibido comer carne. Entonces surgió el "flado", una torta compuesta de huevos cuajados en varias modalidades: saladas y dulces, con pescado, verduras, frutas, queso y miel.

El actual nombre de flan proviene del siglo VII, y es una palabra francesa que significa torta plana. Cuando se comenzó a popularizar el flan, comenzaron a nacer diversas formas de prepararlo, según cada país. No obstante, la receta básica es invariable: incluye huevos, leche y azúcar, se cocina a baño de maría y se le incorpora caramelo.

En Francia y España, la versión dulce del "flado" comenzó a servirse como postre invertido, añadiendo la salsa de caramelo, y pasó a llamarse "flan" o "creme renversee au caramel", en francés. Los conquistadores españoles llevaron este delicioso dulce al continente americano, siendo hoy en día es uno de los postres más populares del mundo.flan_de_huevo.jpg

Ebook gratuito: Carta de postres, cómo configurarla y hacerla rentable

 

¿Cón qué podemos acompañar el flan de huevo?

Aparte del flan de huevo, también existen diferentes variedades que seguro que querrás probar y, además, innovar para tu restaurante. Algunas de ellas son éstas:

  • Flan de castaña. Un postre delicioso sano y nutritivo, con un bajo contenido calórico y rico en fibra y proteína. Basado en la receta tradicional del flan, pero con el toque original, en sabor y textura, que le dan las castañas. Un plato que, seguro, nos va a ayudar a afrontar con energía los meses más fríos.  
  • Flan de queso. Postre delicioso y fácil de preparar que hará las delicias para los que tienen, entre sus comidas preferidas, el propio flan y el queso. Para su elaboración, normalmente se utiliza  un queso cremoso tipo el de untar (estilo Philadelphia) o bien un requesón ligero y no demasiado grumoso para que la textura sea suave.
  • Flan de fresa/piña/naranja. Otra variedad deliciosa es el flan de frutas variadas, como fresas, piña o naranja. Uno de los puentes fuertes de este postre es su gran versatilidad, puesto que se pueden añadir las tiras de frutas cortadas en la cantidad y tipos que queramos.
  • Flan con galletas. Otro postre delicioso e ideal, entre otras cosas, para dárselo a los niños que no son muy amigos del huevo. La clave de una óptima preparación está en mezclar muy bien las galletas con el resto de ingredientes, asegurándonos de que éstas estén perfectamente integradas y trituradas, configurando una mezcla lisa y muy bien ligada.
  • Flan de chocolate blanco. Una forma de endulzar tu vida y la de tus invitados. Las primeras veces que lo preparemos puede quedar un poco duro, pero esto tiene fácil solución: calentarlo de nuevo y añadir un poco de agua.
  • Flan de café. Esta variedad del flan, además de estar buenísima, cuenta con todas las propiedades del café, que son muy beneficiosas tanto para la salud como para la piel. Una fusión de ensueño entre lo dulce y lo amargo.
Como hemos visto, con la receta base del flan es posible incorporar un sinfín de variedades que, de buen seguro, harán las delicias de tus comensales. ¡Atrévete a ser un poco original!

 

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home