Fidelizar clientes con el marketing de las experiencias

Por La Menorquina on 6 de octubre, 2015

¿Cómo puedo fidelizar a mis clientes? Seguro que en más de una ocasión te has planteado esta pregunta.

En este post puedes obtener algunas de las respuestas que buscabas. Sigue leyendo, y descubre cómo puedes fidelizar a tus clientes a través del marketing de las experiencias.

Bernd Schmitt, es uno de los teóricos que más ha estudiado y desarrollado esta disciplina, y habla de este modo sobre el marketing de las experiencias: "Se trata de un nombre asignado al conjunto de políticas y estrategias más recientes e innovadoras, centradas en la búsqueda de una nueva fuente de ventaja competitiva basada en la implicación emocional de los clientes y en la creación de experiencias ligadas al producto o servicio".

Es decir, con el marketing experiencial se busca crear emociones, hacer sentir, despertar los sentidos del comensal, para convertir su estancia en el restaurante en un momento incomparable e inolvidable, que se mantendrá en su recuerdo como una vivencia única y que le guiará a la hora de seleccionar a nuestro restaurante y descartar a los otros.

Este tipo de marketing quiere fidelizar al cliente haciendo uso de los atributos intangibles, aquellos aspectos emocionales y sensoriales del producto o servicio que ofrece el restaurante, porque estos atributos influirán en gran medida sobre el cliente a la hora de elegir sus preferencias.

Ante el marketing tradicional basado fundamentalmente en estrategias de ofertas y precios, el marketing experiencial lo que busca es crear un vínculo emocional entre el producto o servicio, su consumo y el consumidor. Las propuestas gastronómicas hoy en día son muy similares entre los establecimientos del sector hostelero, y si se desea fidelizar a los clientes hay que presentarles algo más, un plus. Una manera de diferenciar a nuestro restaurante de la competencia es ofreciendo al comensal algo más que un plato de comida: conquistarle mediante una estimulación sensorial y entregarle no sólo sabores, sino una amplia tonalidad de matices, aromas y texturas. Para ello jugaremos con las formas, figuras, colores, sonidos y olores, y crearemos un entorno que haga notar al comensal que está viviendo una experiencia gratificante. Esa experiencia gratificante, será el plus que ofrecerá el restaurante, y que se convertirá en su ventaja competitiva.

fidelizar clientes marketing

¿Qué factores debemos tener en cuenta para desarrollar el marketing de las experiencias?

  • Factores visuales. La vista es uno de los sentidos que más se activa en un restaurante, por ello hay que cuidar la intensidad de la luz, la distribución, el diseño del mobiliario… y prestar una gran atención al color. Los colores rojos y anaranjados estimulan el apetito. El verde aporta frescura y se asocia con la naturaleza y los productos sanos. El azul transmite confianza y serenidad, el negro sobriedad, y el blanco limpieza.

  • Factores sonoros. La música ambiente tiene que estar en armonía con la gastronomía que se ofrece y el estilo del restaurante. La música clásica aporta calidad al producto, y una música a bajo volumen contribuye a permanecer más tiempo en el restaurante. La música excesivamente alta, se usa en pubs o bares porque fomenta el consumo de bebida.

  • Factores olfativos. El hombre tiene memoria olfativa, y somos capaces de reconocer olores que nos resultan familiares. El olor también activa nuestros sentimientos: un olor a limpio nos hace sentirnos a gusto y permanecer en el restaurante. Un olor a suciedad o de un producto en mal estado contribuye al rechazo, y nos invita a irnos.

  • Factores táctiles. Colaboran a la hora de generar bienestar en el comensal. Por ello hay que cuidar la textura de los materiales como la mantelería, las sillas, o incluso el papel de la carta de menú, para que sean suaves, agradables y confortables.

  • Factores gustativosEl gusto se verá influenciado por las percepciones del resto de sentidos. Así, el aroma o la presentación final, olfato y vista, intervienen a la hora de apreciar el sabor de ese plato.

¿Cómo puedes crear experiencias que fidelicen a tus clientes?

Aquí te dejamos tres ideas:

  1. Creando una experiencia temática en torno a nuestra marca. El restaurante en sí se convierte en un artículo único, donde el cliente puede identificar claramente cuál es el tipo de producto que se ofrece y la experiencia que va asociada a él. Por ejemplo: El Hard Rock Café es un restaurante que apuesta por la música rock como experiencia para el cliente, y el Te Mataré Ramírez, propone la comida afrodisíaca como experiencia para el cliente.

  2. Aunando, gastronomía, cultura e historia. ¿Cómo? Con una ruta gastronómica cuyo epicentro será tu restaurante, donde el cliente podrá disfrutar con una completa degustación de las especialidades gastronómicas de la localidad donde se ubica tu negocio. Explícales el origen de cada receta, los ingredientes, el modo de elaboración, hazles sentir la magia de mezclar productos, remover salsas o aderezar carnes para lograr esos sabores tan especiales. Pero no todo gira en torno a la cocina, esta experiencia se complementa con una visita a los monumentos o sitios de interés de la zona.

  3. Ofreciendo conocimientos en una materia. La principal razón por la que se acude a un restaurante es para satisfacer una necesidad primitiva: alimentarse. Pero podemos sumar otros elementos que consigan que el cliente identifique que esa necesidad básica de comer, no será igual dependiendo del restaurante que elija, porque hay uno que le ofrece un extra a su comida. Sobre la base de la gastronomía se puede crear una experiencia apoyada en ofrecer información útil para el cliente. El sumiller puede invitarles a visitar la bodega y explicarles los distintos vinos, las denominaciones de origen, cómo se realiza una cata o los distintos maridajes. Este tipo de experiencia busca que el cliente no sólo deguste la excelente gastronomía de una restaurante, sino que también adquiera cultura vinícola, y ofrecerle de este modo una interesante propuesta al comensal.

No dudes en poner en práctica el marketing de las experiencias para fidelizar a tus clientes, y ofréceles algo más que una simple oferta de un plato de carne o pescado, por muy bueno que sea tu menú. Crea estímulos para sus sentidos, y hazles vivir emociones en tu restaurante.  

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home