¿Está preparado tu restaurante para la revolución verde?

Por La Menorquina on 25 de julio, 2016

En la actualidad, el concepto revolución verde no tiene nada que ver con el incremento de la producción agrícola que se produjo, en EEUU y otros muchos países del mundo, durante 1960 y 1980, como consecuencia de la utilización de nuevas técnicas de cultivo. Hoy en día, revolución verde significa una creciente preocupación por comer sano y llevar una vida saludable, donde prime el ejecicio físico y las actividades sanas, como pasear por el campo y la playa, en detrimento de hábitos perjudiciales como fumar o beber alcohol.

 

Ebook gratuito: La revolución verde en la hostelería

 

¿Tu restaurante es verde?

Tener un bar o restaurante alineado con la revolución verde no significa, necesariamente, que sea vegetariano (es decir, no se consuma carne ni pescado), ni tampoco vegano (donde tampoco tenga cabida ningún alimento de origen animal). Un restaurante con los menús habituales, donde se sirva tanto ensaladas como platos de verduras, tortillas o un bistec, también puede estar preparado para contentar a los clientes que se han apuntado al fenómeno verde.

¿Qué tengo que hacer para que mi local de hostelería esté en consonancia con la filosofía verde? Básicamente, seguir los siguientes parámetros:

  • Que sea un local preocupado por ofrecer un menú saludable y variado. Obviamente, el típico restaurante fast food, donde la oferta esté mayoritariamente constituida por hamburguesas, fritos y, en general, alimentos con muchas calorías y grasas saturadas, nunca podrá estar dentro de una filosofía que abogue por los hábitos saludables y la vida sana.
  • Debe haber mucha y cuidada información sobre los alimentos que ofrecen. De dónde provienen (si son ecológicos mucho mejor). que ingredientes y componentes tienen, número de calorías, porcentaje de materia grasa, si llevan algún tipo de conservante, etc.
  • La carta, incluida también la de postres, debe contener algunos alimentos aptos para celíacos y personas con otros tipos de intolerancias alimentarias, por ejemplo a la lactosa y también para diabéticos.  
  • Es recomendable que el personal del restaurante promueva los hábitos alimenticios saludables, asesorando a los clientes sobre esta cuestión.

 

Una alimentación sana no tiene por qué ser aburrida

En más ocasiones de las debidas, se relaciona la alimentación sana con platos aburridos, sin gracia y con escaso atractivo, lo cual, además de ser incierto, tiene un efecto pernicioso: hace que muchas personas no se acaben de animar a incorporar en su alimentación unos hábitos más saludables porque piensan que van a tener que renunciar, para siempre, a unos platos sabrosos y divertidos.

revolucion verde

Existen infinidad de formas de cocinar sano, sin exceso de grasas, utilizando alimentos frescos y naturales, como las frutas y verduras, de manera que resulten muy atractivas, tanto a la vista como al paladar.

Los profesionales de la hostelería deben esforzarse por desterrar estas ideas, poniendo un punto de gracia y originalidad a todos sus platos, incluso aquellos que, de entrada, puedan parecer aburridos.

 

  New Call-to-action

Volver a la home