El valor nutricional de los alimentos frutícolas

Por La Menorquina on 21 de octubre, 2016

En general, la fruta tiene poco valor energético. No obstante, las hay que contienen mucha energía. Y es que existen muchos matices a tener en cuenta cuando nos referimos a las frutas. Precisamente, porque no todo es blanco y negro cuando hacemos referencia a la fruta merece la pena desgranar el valor nutricional de los alimentos frutícolas.

A continuación, detallaremos su valor nutricional para poder asesorar correctamente a los clientes de nuestro restaurante.

valor nutricional alimentos

Ebook gratuito: La revolución verde en la hostelería

 

Los alimentos frutícolas que contienen más valor energético son los aguacates, los kiwis y los mangos. Sin embargo, no es precisamente el valor por el que destacan.

No obstante, siempre que comamos fruta madura, esta nos aportará a nuestro organismo una gran cantidad de proteínas. En el caso que la fruta no sea madura, en lugar de fibra lo que comeremos será almidón. Cuando sea madura, la fibra podrá ser de dos tipos: fibra soluble e insoluble.

Por otro lado, la fruta nos aporta a nuestro cuerpo, fundamentalmente, agua. En concreto, las frutas que nos podemos comer contienen entre un 50 y un 95% de agua.

Pero el gran valor nutritivo que nos aportan estos alimentos es su riqueza en glúcidos, minerales y vitaminas. Además de ácidos simples, como el ácido cítrico, ácido málico y ácido oxálico (naranjas, manzanas y albaricoques, respectivamente).

Los minerales principales que contienen los alimentos frutícolas son el potasio y el fósforo.

La principal vitamina que contienen las frutas es la vitamina C. Esta actúa en el organismo como un auténtico antioxidante. Por este motivo, es muy importante aportar a los menús de nuestro restaurante muchas frutas.

Pero no sólo son ricas en Vitamina C, sino también en Vitamina A, contenida en forma de caroteno.

Los glúcidos más importantes que tienen las frutas son la fructosa y la glucosa. Y en algunas frutas, las que menos, abunda la sacarosa. El plátano y el melocotón son las pocas frutas que tienen sacarosa.

Las frutas que tienen más glucosa son los plátanos, los mangos, las uvas y las cerezas y, precisamente, por este motivo, son las que se recetan menos cuando queremos hacer dieta.

 

Cómo aprovechar los valores de la fruta en nuestro restaurante

Después del desglose que acabamos de leer de las propiedades nutricionales de las frutas tenemos más claro lo importante que es preparar un menú para nuestro restaurante con alimentos frutícolas.

Sin embargo, también es verdad que las fruta habitualmente no es un alimento atractivo para servir en un restaurante.

De todos modos, hoy en día podemos camuflar la fruta de manera muy diversa: preparando macedonia, zumo o decorando una deliciosa tarta o pastel.

Gracias a todas estas indicaciones, seremos capaces de escoger las mejores frutas para completar los menús de nuestro restaurante y conseguir así unos platos mucho más nutricionales y equilibrados de lo que estábamos haciendo hasta ahora.

 

New Call-to-action

Volver a la home