El origen de la ensaimada

Por La Menorquina on 12 de mayo, 2016

La ensaimada es ese dulce típico de Mallorca que podemos encontrar en las mejores pastelerías de toda España. Más allá de su elaboración, conocida por todos, vamos a explorar en este artículo su historia.

Las primeras referencias escritas de este postre se encuentran en documentos del siglo XVII. Fue toda una revolución encontrar indicios de ensaimadas en ese periodo histórico, ya que el destino común de la harina de trigo era el pan y no los postres. Entonces la ensaimada era un manjar reservado para las fiestas tradicionales.


Pero la leyenda habla que quiénes introdujeron la ensaimada fueron los musulmanes. En concreto, el general Issam al-Khawlani, encargado de la conquista de Mallorca. De hecho existen evidencias que harían pensar que esto fue realmente así.

origen de la ensaimada

Ebook gratuito: Carta de postres, cómo configurarla y hacerla rentable

 

Por ejemplo, una de las más claras es la forma. Si nos fijamos bien, la silueta de la ensaimada recuerda a un turbante.

Además, existe en la cultura musulmana un dulce llamado bulema con forma de caracol y los mismos ingredientes que la ensaimada, excepto la manteca de cerdo.

No obstante, el origen del nombre de la ensaimada no cuadra, ya que se dice que vendría de “saim”, palabra que en árabe significa manteca de cerdo. Algo improbable para denominar a un postre musulmán, ya que es sabido por todos que el cerdo es un animal prohibido por los musulmanes.

Pero al margen de estas conjeturas referentes al origen musulmán del postre, como comentábamos al inicio del artículo la primera referencia escrita tiene fecha del siglo XVII. La primera vez que encontramos escrita la palabra ensaimada es en un “receptari” compuesto por 139 recetas del fraile Jaume Martí i Oliver.

Al margen de esta primera referencia escrita tenemos también el libro del Archiduque Luís Salvador sobre las tradiciones mallorquinas “Las Baleares por la palabra y el grabado” ( Die Balearen in wort und bild geschildert). En esta obra se describía la ensaimada como “una pasta típicamente mallorquina, que acostumbraban a tomar las clases media y alta en el desayuno o merienda o como postre en el almuerzo”.

Desde el año 1854 la ensaimada ha traspasado la frontera y se elabora a lo largo y ancho del Reino de España. La expansión geográfica del dulce empezó con la apertura ese mismo año de La Mallorquina en la Puerta del Sol (Madrid) por parte del empresario Garin. No obstante, los expertos consideran que la ensaimada que se hace en Mallorca no tiene ni punto de comparación con las del resto de España.

Es tan singular la receta de la auténtica ensaimada mallorquina que desde el año 1996 cuenta con la Denominación específica y desde el 2003 con la Indicación Geográfica Protegida. Un reconocimiento que vincula de una manera especial el producto con la región geográfica.

Gracias a esta distinción la receta de la auténtica ensaimada de Mallorca podrá conservarse tal y como la conocemos ahora durante los próximos años e incluso siglos, con toda su dulzura y suavidad.

 

Post relacionados:

New Call-to-action

 

Volver a la home