El mobiliario en hostelería: el valor del entorno

Por La Menorquina on 30 de enero, 2016

Lograr la plena satisfacción del cliente de un restaurante o un lugar para alojarse (un hostal, un hotel, un alojamiento rural, etc.) es una cuestión que va mucho más allá de la calidad de la comida o de la idoneidad del servicio recibido.

Si nuestro objetivo es lograr que nuestro cliente tenga experiencia única, es necesario tener en cuenta todos los factores, desde las materias primas utilizadas para cocinar hasta la iluminación y, por supuesto, el mobiliario de nuestro local.

Centrándonos en el mobiliario en hostelería, la cuestión más importante es que éste nos sirva para crear un entorno con valor añadido. En primer lugar, el visitante tiene que sentirse a gusto gracias a la comodidad y funcionalidad de los muebles. Pero no podemos conformarnos con eso, puesto que la parte estética es también fundamental y, para ello, tanto el mobiliario como la decoración deben proporcionar un placer para los sentidos, en especial de la vista de nuestros clientes.

Clica aquí para recibir la visita de un asesor comercial  y aumentar la rentabilidad de tu restaurante

La elección del mobiliario

Antes de adquirir los muebles para un restaurante es necesario tener muy en cuenta que se trata de bienes de larga duración y que, además de su valor estético, debemos considerarlos como unos instrumentos más de trabajo.

Por lo tanto, criterios como el mantenimiento necesario, la posibilidad de poder ser utilizados en diferentes ubicaciones o el tipo de público que frecuenta el local, deben ser considerados y analizados con detenimiento antes de realizar una inversión en su compra. Por ejemplo, para un bar con terraza es interesante que mesas y sillas puedan utilizarse tanto en el interior como en una terraza exterior. Asimismo, un bar de ambiente familiar debe contar con tronas para los niños y muebles funcionales y duraderos.

iStock_000075817053_Large.jpg

Algunas propuestas

  • Decoración vintage. Los locales con puertas de madera recuperada, suelos de damero, sillas y taburetes de estética antigua, sumados a detalles de otra época, como un espejo de estilo barroco, se han convertido en tendencias actuales muy bien valoradas por los usuarios. En definitiva, tomarse un café o un menú en una cafetería o restaurante de este estilo nos transporta a otra dimensión, situándonos momentáneamente en una época distinta o en un tiempo diferente.
  • Estilo minimalista. Los espacios abiertos, de líneas rectas y casi sin decoración también son ideales para transmitir una sensación de tranquilidad y modernidad tanto a bares, como restaurantes y hoteles.
  • Entorno industrial. Aunque para un hogar podría resultar excesivo, las paredes de obra, como si estuviesen “a medio acabar”, sobre todo si van acompañadas de muebles robustos, pueden dar un aire diferente a nuestro local, dotándolo de una mayor personalidad.

Un estilo propio

Con independencia del estilo (vintage, moderno, minimalista, barroco…) que finalmente elijas para los muebles de tu local de hostelería o restauración, es fundamental que reflejen un estilo claro y definido y, sobre todo, que se encuentre alineado con la clase del establecimiento, sus objetivos y tipo de público.  

 Post relacionados:

decoración

Volver a la home