Descubre cómo sumarse a la revolución verde

Por La Menorquina on 28 de julio, 2016

En los últimos años ha habido un boom en todo lo referente a lo verde y ecológico. Es una tendencia al alza que no hay que despreciar, ya que no es una moda más, sino un modo de funcionar que provoca un beneficio directo sobre el medio ambiente.


Es por este motivo que merece la pena proporcionar consejos que ayuden a nuestro restaurante a seguir la revolución verde y lograr una casa común más habitable para nosotros y para las generaciones futuras.

revolucion verde

 

Ebook gratuito: La revolución verde en la hostelería



La primera recomendación es comprar alimentos de proximidad. Siempre que sea posible conviene que nos hagamos con productos de alimentación que no hayan recorrido muchos kilómetros de distancia.

Por esta razón, siempre y cuando dispongamos de terreno adyacente, es muy recomendable disponer de un huerto al lado de nuestro restaurante y así poder tener hortalizas de proximidad.

Utilizar agua depurada tanto para ofrecer a los comensales como para cocinar. Es un modo excelente de obtener un bien tan preciado como el agua sin tener que pagar el transporte que las embotelladoras hacen del agua que sirven desde el manantial hasta nuestro restaurante.

Para evitar provocar gastos de transporte y de embotellamiento también conviene usar vino de barril. Es una forma muy ecológica, ya que ofrecemos a los clientes de nuestro restaurante el vino directamente de la barrica de la bodega de donde lo hemos obtenido.

Ofrecer marisco sostenible. Es decir, proporcionar a nuestros comensales marisco y pescado que se haya obtenido respetando los límites de la sostenibilidad.

Obviamente, si tenemos la posibilidad de pescar nosotros el pescado que vamos a servir, tendremos una garantía absoluta que lo que estamos ofreciendo a nuestros clientes está en contra de la sobreexplotación marina. Sin embargo, siempre hay alternativas para encontrar cofradías de pescadores que no utilicen técnicas insostenibles.

Si contamos con un pequeño huerto, es muy aconsejable utilizar los deshechos orgánicos del restaurante, como los productos estropeados, las sobras de la comida o los desperdicios al cocinar para crear compost y abonar nuestra pequeña explotación hortofrutícola.

Uno de los principios fundamentales de la revolución verde es el reciclaje y la reutilización de productos. En este sentido, conviene no tirar nada. Ni el aceite. En ese sentido, los restaurantes ecológicos lo que hacen es filtrar el aceite que se ha utilizado en las frituras y darle una nueva utilidad, como hacer jabón, biodiésel, aceite industrial para hornos, etc.

La cocina de un restaurante ecológico no tiene porque ser sólo a base de platos vegetarianos o veganos. Hay muchos restaurantes ecológicos que sirven carne, pero que cuidan mucho la procedencia de la materia prima. Buscan ganaderías ecológicas que garanticen un trato y unas condiciones mínimas humanitarias del animal.

Más allá de cocinar con alimentos de proximidad, un restaurante que siga la filosofía de la revolución verde deberá cocinar productos caseros.

Esto quiere decir que es mejor elaborar un alimento con los recursos propios que comprarlo a un proveedor.

Pero no todas las prácticas que podemos hacer para tener un restaurante más ecológico está relacionado con la comida. También podemos utilizar los principios de la revolución verde en otros elementos, como, por ejemplo, la vajilla.

En este sentido, será muy recomendable hacernos con vajilla biodegradable. De esta manera, cuando ya no la utilicemos podremos fabricar compost y reutilizarlo para otras finalidades.

Gracias a las sugerencias de este artículo, seremos capaces de empezar a aplicar la revolución verde en nuestro restaurante.

 

New Call-to-action

Volver a la home