Decoración de comidas: de la corrección a la excelencia

Por La Menorquina on 14 de noviembre, 2016

La presentación de un plato es fundamental para lograr que el cliente se lleve la mejor imagen de nuestro restaurante. En anteriores posts, como éste sobre emplatados de postres, hemos hablado de diferentes estilos y sistemas de presentación de comidas. Pero en este artículo queremos ir un poco más allá, dándote las claves para avanzar de una buena presentación a un montaje de auténtico gourmet.

decoracion.jpg

 

Descárgate el ebook gratis: Elaboración y diseño de la carta de restaurante

 

5 claves para lograr una presentación de "10"

1. Elije la vajilla más adecuada

Como pasa con todo, las modas sobre vajillas han ido evolucionando. Pero hoy en día los maestros de la cocina se decantan claramento por dos caracteristicas:

  • Platos grandes y en diferentes formatos: ovalados, rectangulares, redondos. 
  • Colores neutros, preferentemente el blanco pero también el negro.

2. No subestimes la presentación del plato

El montaje de un plato no debe quedar en una posición secundaria, sino al menos al mismo nivel que su propia elaboración. Por este motivo, a la hora de elegir los ingredientes de una determinada preparación, debemos pensar en sus gramas cromáticas y texturas con el fin de que, además de estar sabrosos, luzcan muy bien y logren seducir, tanto por el gusto como por la vista, al cliente.

3. Busca un punto de originalidad y toque de autor

Sin olvidar del todo los sistemas tradicionales, como la clásica presentación con los distintos componentes dispuestos en forma de reloj, hoy en día los clientes valoran más que nunca las apuestas un poco arriesgadas y la originalidad. Por ello no tengas miedo de arriesgarte con tu propia composición. Por ejemplo, puedes crear una estructura de altura donde la guarnición sea la base y sobre esta se sitúen los ingredientes principales y, en la cúspide, con la mejor idea que se te ocurra, la decoración final.

4. Usa todos los ingredientes de un modo decorativo

Todos los componentes de un plato pueden servir para decorar, desde el elemento principal a las salsas. Se trata de pensar cómo distribuir o manipular un alimento para que tenga un sentido más ornamental dentro del plato. 

5. No te olvides de las reglas EUPFA

La presentación de platos tienes 6 grandes reglas que conviene tener presentes. Nos referimos a: Equilibrio, Unidad, Punto focal, Flujo y Altura (EUPFA). Todo plato sofisticado debe regirse por estos parámetros, pero no de una forma tan absoluta que coarte la libertad del chef. Lo ideal es basarse en estas reglas pero con un toque distinto que las haga originales.

El emplatado, montaje o presentación de platos es casi un arte en sí mismo. Es una cuestión que, como el resto de aspectos de la cocina, requiere de práctica y del desarrollo de un cierto sentido estético, además de la valentía y ganas de innovación necesarias para no hacer lo de siempre, danto rienda suelta al artista innovador que llevamos dentro.

 

New Call-to-action

Volver a la home