¿Cuál es la diferencia entre una marca y un nombre comercial?

Por La Menorquina on 12 de julio, 2017

En el mundo de la empresa hay muchos conceptos que resultan confusos. Uno de estos es la marca y el nombre comercial. Con el firme propósito de que todo aquel que lea este artículo pueda saber perfectamente la diferencia entre marca y nombre comercial, hemos preparado un texto que no nos podemos perder. A continuación, descubriremos las claves que distinguen un nombre comercial de una empresa.

diferencia entre marca y nombre comercial

 

Ebook gratuito: Marketing para restaurantes y hostelería

 

La diferencia entre estos dos conceptos 

La principal diferencia es que, mientras una marca es un signo que tiene la función de distinguir un servicio o un producto en el mercado, un nombre comercial no representa ni al producto ni al servicio. Simplemente, se utiliza para identificar las actividades que desarrolla una compañía en el tráfico mercantil y diferenciarlas de las del resto de empresas, sean o no del mismo sector.

En este sentido, así como la marca es aquel nombre que diferencia el producto o servicio del resto que ofrece la competencia, el nombre comercial es aquel que distingue la empresa de las demás compañías del mismo mercado o diferente sector.

Poniendo un ejemplo ilustrativo, Coca Cola y Fanta serían marcas registradas de The Coca Cola Company, ya que los nombres de Coca Cola y Fanta distinguen el producto del resto de artículos similares. No obstante, el apelativo The Coca Cola Company sería el nombre comercial porque sirve únicamente para distinguir la empresa del resto de compañías que se dedican a la fabricación y la comercialización de refrescos (Pepsico, Cadbury-Schweppes, etc.).

Otra distinción entre marca y nombre comercial es que mientras la marca puede usarse a nivel internacional a través del registro de la marca internacional o de la marca europea/comunitaria, el nombre comercial no puede protegerse fuera del límite geográfico del país.

 

La importancia de registrar una marca

Ahora que ya tenemos claro cuál es la diferencia entre una marca y un nombre comercial, vale la pena terminar explicando los beneficios que tiene para un empresario registrar la marca de su negocio.

Normalmente, cuando impulsamos una compañía lo único que hacemos es darnos de alta en Hacienda y en la Seguridad Social, pero no pagamos la cuota a Patentes y Marcas.

Aunque al principio nos parezca que los 400 euros que cuesta registrar la marca es mucho dinero, con el tiempo vemos que no lo es tanto. Ya que con el registro de la marca nos aseguramos que será nuestra y sólo nuestra durante toda la vida. De lo contrario, cualquier empresa puede copiar nuestra marca, registrarla antes que nosotros y robarnos la identidad de nuestro negocio

Gracias a las sugerencias de este artículo podemos diferenciar lo que es una marca y un nombre comercial, dos conceptos básicos para definir y perfilar la identidad de la empresa que emprendemos.

 

New Call-to-action

Volver a la home